Desmienten que el ibuprofeno aumente el riesgo de muerte por COVID-19

Durante la pandemia de COVID-19 algunos expertos han alertado de que los antiinflamatorios no esteroides (AINE) podrían aumentar el riesgo de morir por coronavirus, pero ahora un estudio inglés lo desmiente por completo.
Escrito por: Natalia Castejón

13/08/2020

Desmienten que el ibuprofeno aumente el riesgo de muerte por coronavirus

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) –como el ibuprofeno, el naproxeno y el diclofenaco– han estado en el punto de mira desde que comenzó la pandemia de COVID-19, pues se especuló con la idea de que podrían aumentar el riesgo de fallecimiento en pacientes con la enfermedad. Sin embargo, un reciente estudio lo ha desmentido completamente.

La investigación que ha alcanzado esa conclusión ha sido publicada en Journal of Clinical Medicine después de evaluar a 1.222 pacientes ingresados en ocho hospitales de Reino Unido por COVID-19, de los cuales a 54 se les prescribió alguno de los AINE de manera rutinaria antes de la admisión. Se tuvo en cuenta el estado de salud, así como la cantidad, tipo y dosis de los fármacos antiinflamatorios que tomaron.

Al comienzo de la epidemia de COVID-19 se pensaba que los antinflamatorios podían aumentar la expresión de la enzima convertidora de angiotensina 2, abriendo una puerta al SARS-CoV-2

Los resultados indicaron que la mortalidad del grupo que tomó estos medicamentos era muy similar a la de los que no tenían esta prescripción, incluso valorando otros factores de riesgo como edad, patologías previas como hipertensión o diabetes, función renal, o tabaquismo.

Qué se decía sobre antiinflamatorios e infección por SARS-CoV-2

Lo que se había dicho anteriormente sobre los antiinflamatorios no esteroides y su efecto sobre el COVID-19 era que estos fármacos eran capaces de aumentar la expresión de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), que es una molécula que se adhiere en las superficies celulares del cuerpo y actúa como una puerta de entrada para el SARS-CoV-2.

No obstante, según el estudio, aunque el uso de AINE podría tener como consecuencia una carga infecciosa viral más elevada en el tracto respiratorio, la mayoría de la evidencia científica hace referencia a casos de virus respiratorios que no son el SARS-CoV-2, sino otros coronavirus como los que causan el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS) o el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

Por tanto, el Dr. Eilidh Bruce y el resto de autores han expuesto que sus hallazgos no encuentran ningún efecto negativo importante sobre la mortalidad de pacientes con COVID-19 por el uso habitual de AINE. A pesar de estos resultados, los investigadores han advertido que la muestra utilizada es muy pequeña, por lo que no se deben sacar conclusiones precipitadas y creen que es necesario realizar más estudios al respecto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD