El sildenafilo (Viagra) podría reducir un 69% el riesgo de alzhéimer

Descubren que el sildenafilo, principio activo de la Viagra o de Revatio (hipertensión pulmonar), puede reducir hasta un 69% las probabilidades de desarrollar alzhéimer, por lo que podría ser un candidato para tratar y prevenir esta demencia.
Escrito por: Eva Salabert

09/12/2021

Viagra reduciría 69% riesgo de alzhéimer

Una investigación en la que se han analizado datos de más de siete millones de pacientes ha identificado el sildenafilo, el principio activo de los fármacos que se usan para tratar la disfunción eréctil (Viagra) y la hipertensión pulmonar (Ravatio), como una potencial terapia para combatir el alzhéimer. Según sus resultados este medicamento se asocia a una disminución del 69% en la incidencia de este tipo de demencia, por lo que sería conveniente llevar a cabo ensayos clínicos para determinar su eficacia en las personas con esta enfermedad.

El estudio ha sido dirigido por el Dr. Feixiong Cheng, del Instituto de Medicina Genómica de la Clínica Cleveland, y se ha publicado en Nature Aging. Su equipo empleó una metodología computacional para comprobar si fármacos ya aprobados por la Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) podrían servir para el tratamiento del alzhéimer.

PUBLICIDAD

“Estudios recientes muestran que la interacción entre el amiloide y la tau contribuye en mayor medida al alzhéimer que cualquiera de ellos por sí solo”, afirmó el Dr. Cheng. “Por lo tanto, planteamos la hipótesis de que los fármacos que se dirigen a la intersección de la red molecular de los endofenotipos amiloide y tau deberían tener el mayor potencial de éxito”.

“En particular, encontramos que el uso de sildenafilo redujo la probabilidad de alzhéimer en personas con enfermedad de las arterias coronarias, hipertensión y diabetes tipo 2”

Utilizar medicamentos que han demostrado su seguridad y eficacia en el tratamiento de ciertas patologías para nuevos fines terapéuticos es una opción más rápida y económica que desarrollar nuevos productos, y los científicos liderados por el Dr. Cheng han descubierto que entender los subtipos (endofenotipos) de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer puede ayudar a conocer las causas que tienen en común y revelar dianas terapéuticas para reutilizar fármacos.

PUBLICIDAD

Más de 1.600 fármacos analizados en busca de una cura del alzhéimer

La acumulación de proteínas beta amiloide y tau en el cerebro hace que se formen placas amiloides y ovillos neurofibrilares tau, que son dos características de las alteraciones cerebrales asociadas al alzhéimer. La cantidad de estas proteínas en el cerebro y su localización en dicho órgano pueden ayudar a definir los endofenotipos, pero en la actualidad no se dispone de tratamientos para el alzhéimer de molécula pequeña anti-amiloide o anti-tau, y en los últimos 10 años muchos ensayos clínicos en los que se probaban este tipo de tratamientos no han tenido éxito.

Los autores del estudio analizaron datos genéticos y datos biológicos para identificar un potencial tratamiento eficaz para el alzhéimer entre más de 1.600 medicamentos aprobados por la FDA y determinaron que los fármacos que se dirigen tanto al amiloide como a la tau tienen puntuaciones más altas que aquellos que se dirigen solo a uno u otro. “El sildenafilo, que ha demostrado mejorar significativamente la cognición y la memoria en modelos preclínicos, se presentó como el mejor candidato a fármaco”, aseguró el Dr. Cheng.

PUBLICIDAD

Una gran base de datos de reclamaciones de más de siete millones de personas en Estados Unidos sirvió a los investigadores para examinar la relación entre el sildenafilo y los resultados de la enfermedad de Alzheimer comparando a usuarios y no usuarios de sildenafilo. El análisis incluyó a pacientes que tomaban fármacos de comparación que participaban en un ensayo clínico activo de alzhéimer (losartán o metformina) o que todavía no se consideraban relevantes para esta demencia (diltiazem o glimepirida).

“El sildenafilo, que ha demostrado mejorar significativamente la cognición y la memoria en modelos preclínicos, se presentó como el mejor candidato a fármaco para el alzhéimer”

Los resultados mostraron que los usuarios de sildenafilo tenían un 69% menos probabilidades de desarrollar alzhéimer que los que no usaban sildenafilo tras seis años de seguimiento. En concreto, el sildenafilo presentó un 55% menos de riesgo de padecer la enfermedad en comparación con losartán, 63% en comparación con metformina, 65% en comparación con diltiazem y 64% en comparación con glimepirida.

“En particular, encontramos que el uso de sildenafilo redujo la probabilidad de alzhéimer en personas con enfermedad de las arterias coronarias, hipertensión y diabetes tipo 2, todas las cuales son comorbilidades asociadas significativamente con el riesgo de la enfermedad, así como en aquellos que no la padecen”, añadió el Dr. Cheng.

Los investigadores elaboraron además un modelo de células cerebrales derivadas de pacientes con alzhéimer usando células madre. En este modelo comprobaron que el sildenafilo incrementó el crecimiento de las células cerebrales y redujo la hiperfosforilación de las proteínas tau (un factor que conduce a los ovillos neurofibrilares), lo que proporciona información biológica sobre cómo puede influir el sildenafilo en los cambios cerebrales relacionados con la enfermedad.

“Debido a que nuestros hallazgos solo establecen una asociación entre el uso de sildenafilo y la reducción de la incidencia de la enfermedad de Alzheimer, ahora estamos planeando un ensayo mecánico y un ensayo clínico aleatorizado de fase II para probar la causalidad y confirmar los beneficios clínicos del sildenafilo para los pacientes con Alzheimer”, ha indicado Cheng. “También prevemos que nuestro enfoque se aplique a otras enfermedades neurodegenerativas, incluida la enfermedad de Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica, para acelerar el proceso de descubrimiento de fármacos”.

Actualizado: 10 de diciembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD