Un antiviral experimental frena la propagación y el daño del COVID-19

Un fármaco antiviral experimental contra la gripe –MK-4482– reduce significativamente los niveles de SARS-CoV-2 y el daño que causa el virus en los pulmones en un estudio en hámsteres, y podría servir para tratar el COVID-19.
Escrito por: Eva Salabert

19/04/2021

COVID-19: antiviral experimental, eficaz

Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH) y la Universidad de Plymouth han descubierto que el medicamento antiviral experimental MK-4482, que se había desarrollado inicialmente para el tratamiento de la gripe, resultaba eficaz contra el SARS-CoV-2 si se administraba 12 horas antes o 12 horas después de contraer la infección, según un estudio en hámsteres.

Los científicos realizaron un estudio con tres grupos de hámsteres; a uno se le administró el tratamiento antes de la infección, a otro grupo después de la misma, y el tercer grupo no fue tratado y sirvió como control. Los animales tratados recibieron MK-4482 por vía oral cada 12 horas durante tres días. Tras finalizar el estudio, los roedores de ambos grupos de tratamiento tenían en los pulmones 100 veces menos virus infecciosos y una cantidad significativamente menor de lesiones en estos órganos, que los del grupo de control.

El tratamiento con MK-4482 redujo 100 veces la cantidad de virus en los pulmones de los hámsteres, así como las lesiones en dichos órganos

Los resultados del trabajo se han publicado en Nature Communications, donde sus autores señalan que el tratamiento con MK-4482, que ya se había probado con éxito en hurones en una investigación anterior, podría disminuir la exposición de alto riesgo al coronavirus y se podría emplear para tratar el COVID-19 en monoterapia, o en combinación con otros fármacos.

MK-4482 se prueba en ensayos clínicos con humanos

Este medicamento se está probando ahora en ensayos clínicos con seres humanos, y los científicos ya han afirmado que el hecho de que se pueda administrar por vía oral puede constituir un importante avance respecto a los antivirales disponibles actualmente para combatir el COVID-19, como por ejemplo remdesivir, que aunque su uso está aprobado por la FDA, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, y por la Comisión Europea, se tiene que administrar por vía intravenosa, por lo que su uso se limita principalmente a entornos clínicos en etapas posteriores de la enfermedad.

“Si los datos finales en humanos muestran un efecto antiviral similar, puede ser adecuado para su uso como una píldora administrada por vía oral después de la exposición al virus”

El Dr. Michael Jarvis, profesor asociado de virología e inmunología en la Universidad de Plymouth y uno de los autores principales del estudio, ha explicado que “a diferencia de las vacunas contra el SARS-CoV-2, realmente no tenemos muchos medicamentos que sean efectivos contra el virus. Este es un resultado emocionante que identifica a MK-4482 como un antiviral adicional contra el SARS-CoV-2. El medicamento, también llamado molnupiravir, se encuentra en las etapas finales de ensayos clínicos en humanos en pacientes infectados con SARS-CoV-2”.

Y ha añadido que “si los datos finales en humanos muestran un efecto antiviral similar, nuestros datos preclínicos en animales sugieren que puede ser adecuado para su uso como una píldora administrada por vía oral después de la exposición al virus, similar a la forma en que usamos Tamiflu para la influenza. Creo que esta medida de control adicional podría resultar realmente útil en la pandemia actual”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD