PUBLICIDAD

La FDA aprueba el primer tratamiento para un cáncer de piel muy común

La FDA acaba de aprobar el primer tratamiento para el segundo cáncer de piel más común, indicado para pacientes con la enfermedad en fase avanzada, y que no pueden someterse a cirugía o radioterapia curativas.
Escrito por: Eva Salabert

05/10/2018

Posible problema de cáncer de piel

Foto de Freepik © rawpixel.com

La Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha aprobado Libtayo® (cemiplimab-rwlc), un fármaco que se administra mediante una inyección intravenosa, y que constituye el primer tratamiento para la forma avanzada o metastática del cáncer de piel escamocelular o de células escamosas, el segundo cáncer de piel más común.

La nueva terapia está indicada para aquellos pacientes cuya enfermedad esté localmente avanzada o haya desarrollado metástasis, y no puedan ser curados mediante radioterapia o una intervención quirúrgica, y su mecanismo de acción se basa en bloquear PD-1, una proteína que se encuentra en algunas células del sistema inmune y en algunas células cancerosas. Inhibir esta vía celular permite al sistema inmunológico del organismo combatir las células malignas.

Los tumores del 47,2% de los pacientes tratados con Libtayo disminuyeron de tamaño o desaparecieron

Aunque la mayoría de los casos de cáncer de piel de células escamosas se resuelve con la extirpación quirúrgica de la lesión, un pequeño porcentaje de pacientes desarrolla formas avanzadas de la enfermedad que no responden a los tratamientos locales, incluyendo la cirugía y la radiación. En estas fases avanzadas, el cáncer puede provocar deformidades, hemorragias o infecciones, en la zona del tumor, así como causar metástasis en los ganglios linfáticos u otros órganos o tejidos distantes.

Dos ensayos clínicos avalan la eficacia y seguridad de Libtayo

Para comprobar la seguridad y eficacia de Libtayo® se llevaron a cabo dos ensayos clínicos en los que participaron un total de 108 pacientes (75 con enfermedad metastásica y 33 con enfermedad localmente avanzada). El objetivo principal del estudio era conocer el porcentaje de pacientes que experimentaban una reducción parcial del tumor, o su desaparición completa, tras el tratamiento.

Los resultados revelaron que los tumores del 47,2% de los pacientes tratados con Libtayo disminuyeron de tamaño o desaparecieron. Respecto a los efectos secundarios adversos, los más comunes fueron fatiga, sarpullidos y diarrea. El fármaco también puede provocar reacciones graves, entre las que destaca que el sistema inmune ataque a órganos y tejidos sanos, y puede dañar al feto en desarrollo, por lo que las mujeres deben conocer sus potenciales riesgos y evitar el embarazo con métodos anticonceptivos seguros.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD