PUBLICIDAD

Escáneres cerebrales sugieren que el dolor de la fibromialgia es real

El cerebro de las personas con fibromialgia presenta inflamación generalizada, según las imágenes obtenidas por tomografía por emisión de positrones en un estudio que confirmaría que el dolor de estos pacientes no es imaginario.
Escrito por: Eva Salabert

11/10/2018

La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por un dolor músculo esquelético que se extiende por todo el cuerpo, y para la que todavía no existen pruebas diagnósticas, por lo que para determinar que una persona la sufre el médico se basa en la exploración física, en los síntomas referidos por el paciente (dolor generalizado, fatiga, sueño, rigidez, problemas de memoria…), y en una serie de criterios establecidos por el Colegio Americano de Reumatología.

El hallazgo de alguna alteración fisiológica asociada a esta patología es muy importante, tanto para conseguir un diagnóstico precoz que evite pruebas que actualmente es necesario realizar para descartar otros problemas de salud con sintomatologías parecidas, como para mejorar los tratamientos destinados a aliviar el dolor y la fatiga que experimentan las personas afectadas. En esta línea se enmarca un nuevo estudio con escáneres cerebrales encabezado por Marco Loggia, director asociado del Centro de Neuroimágenes Integrales del Dolor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, que ha descubierto que el cerebro de los pacientes con fibromialgia presenta una inflamación generalizada, que no se observa en el caso de las personas sanas.

Las imágenes revelaron inflamación en el cerebro de los fibromiálgicos

En la investigación, que se ha publicado en Brain, Behavior and Immunity, participaron 31 pacientes con fibromialgia, y 27 individuos que no padecían el trastorno –procedentes de Boston (EE.UU.) y de Estocolmo (Suecia)– y que actuaron como grupo de control. Todos ellos se sometieron a una prueba denominada tomografía por emisión de positrones (PET), y al compararse las imágenes obtenidas de sus cerebros se observó que las personas con fibromialgia presentaban mayores niveles de inflamación en las células inmunitarias cerebrales –las glías–, un cambio neuroquímico que no se apreciaba en las imágenes procedentes del grupo control.

Las personas con fibromialgia presentaban mayores niveles de inflamación en las células inmunitarias cerebrales –las glías–.

Comprobar que existen cambios fisiológicos relacionados con esta enfermedad u otras que cursan con dolor crónico es muy importante para los pacientes, porque demuestra que su dolor es real y no el resultado de un problema psicológico, y contribuye a eliminar las dudas y el estigma asociado a este tipo de trastornos.

Además, como explica el Dr. Harry Gewanter, especialista del Colegio Americano de Reumatología, las conclusiones del estudio proporcionan directrices para orientar futuras investigaciones que ayuden a desarrollar nuevas alternativas terapéuticas para abordar la fibromialgia, o incluso a descubrir las causas de esta enfermedad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD