No todas las partículas de colesterol 'bueno' son saludables

Desvelan que tener altos los niveles de colesterol 'bueno' (HDL) no siempre es saludable, ya que solo las partículas pequeñas de HDL eliminan de forma adecuada el colesterol, mientras que las grandes se asocian a un mayor riesgo de infarto.
Escrito por: Eva Salabert

26/02/2021

Alimentos buenos para el colesterol

Siempre se ha considerado que los niveles elevados de colesterol 'bueno' (HDL) tenían un efecto protector sobre la salud y reducían las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares, sin embargo, en los últimos años han salido a la luz estudios que advierten que esto no siempre es así. Uno de ellos, por ejemplo, señalaba que el exceso de colesterol HDL aumenta el riesgo de infarto y muerte, y otro que los niveles elevados de este tipo de colesterol no siempre protege el corazón de las mujeres mayores.

Para comprender mejor su impacto sobre el organismo, una nueva investigación dirigida por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) ha analizado si todas las partículas del colesterol 'bueno' (HDL), tienen un efecto protector a nivel cardiovascular. Sus resultados muestran que la presencia de partículas de HDL grandes se vincula a un aumento del riesgo de infarto de miocardio, y solo las partículas de HDL pequeñas se asocian a una reducción de este riesgo. Estos hallazgos podrían contribuir a crear medicamentos que actuasen sobre genes que intervienen en el crecimiento de las partículas pequeñas de HDL.

Tamaño de las partículas de colesterol HDL e infarto

El HDL se ha relacionado con menos riesgo de sufrir patología cardiovascular porque transporta el colesterol que se deposita en las arterias hasta el hígado, donde puede ser eliminado. Por el contrario el colesterol LDL (el 'malo') provoca que el colesterol se acumule en las arterias, lo que puede causar aterosclerosis y aumentar el riesgo cardiovascular.

Las partículas pequeñas de HDL "son las que realizan de forma adecuada la función de eliminar el colesterol, y no permiten que se acumule en las arterias y provoque enfermedades cardiovasculares"

Los medicamentos que disminuyen los niveles de LDL reducen el riesgo cardiovascular, sin embargo, los que aumentan el HDL no han demostrado su eficacia para reducir dicho riesgo, una paradoja que ha puesto en duda los supuestos beneficios del HDL para el corazón. Y el nuevo estudio, que se ha publicado en Metabolism Clinical and Experimental, ha llegado a la conclusión de que no todo el colesterol HDL es saludable.

Los autores del trabajo han estudiado factores genéticos que determinan el tamaño de las partículas de HDL para después analizar su relación con el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Han comprobado así que las características genéticas vinculadas con la generación de partículas HDL grandes tenían una relación directa con un mayor riesgo de infarto, mientras que las características genéticas asociadas a partículas HDL pequeñas se relacionaban con un menor riesgo de infarto.

Potenciales dianas terapéuticas en enfermedad cardiovascular

El Dr. Roberto Elosua, investigador del IMIM, del CIBERCV y de la Universitat de Vic-Universitat Central de Catalunya (UVic-UCC), ha explicado que “hay una relación causal positiva entre el tamaño de las partículas del HDL colesterol y el riesgo de infarto, por lo tanto, tenemos que conseguir incrementar los niveles de colesterol bueno en sangre, pero siempre en partículas pequeñas”.

"Tenemos que conseguir incrementar los niveles de colesterol bueno en sangre, pero siempre en partículas pequeñas"

Aumentar los niveles de partículas pequeñas de colesterol 'bueno' ayudaría a trasladar el colesterol malo al hígado para que fuese eliminado, por ello, el Dr. Álvaro Hernáez, investigador del IDIBAPS y CIBEROBN, añade que “si tenemos que hacer alguna cosa con el HDL, es incrementar el número de partículas pequeñas, que son las que realizan de forma adecuada la función de eliminar el colesterol, las que realmente lo trasladan al hígado para su eliminación y no permiten que se acumule en las arterias y provoque enfermedades cardiovasculares”.

El Dr. Albert Prats, investigador del Grupo de Investigación en Epidemiología y genética cardiovascular del Hospital del Mar-IMIM y primer autor de la investigación concluye que “este estudio pone de relieve nuevas y potenciales dianas terapéuticas en el campo de las enfermedades cardiovasculares, como diversos genes relacionados con los aspectos cualitativos de las partículas de HDL, que pueden contribuir a la prevención cardiovascular”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD