PUBLICIDAD

Hallan células madre placentarias capaces de regenerar el corazón

Unas células madre de la placenta –las Cdx2– pueden viajar hasta el corazón a través del sistema circulatorio y regenerar el tejido cardíaco dañado por un infarto, evitando el rechazo, según un nuevo estudio en ratones.
Escrito por: Caridad Ruiz

24/05/2019

Células placentarias para regenerar el corazón

La medicina cada vez está más cerca de lograr la regeneración de órganos. Un nuevo experimento realizado en ratones ha descubierto que unas células madre de la placenta –denominadas Cdx2– pueden reparar las células cardíacas encargadas del latido que han quedado dañadas tras un infarto. La investigación se realizó en la Icahn School of Medicine en Mount Sinai, Nueva York (EE.UU.), y se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Es la primera vez que se ha demostrado que las células Cdx2 pueden regenerar órganos distintos a la placenta de donde proceden, y a la que regeneran en las primeras semanas de la gestación. Por eso, según los investigadores este hallazgo es un paso más hacia la terapia regenerativa del corazón y de otras partes del cuerpo. El experimento se ha realizado en ratones, pero los autores del estudio han señalado que ya han conseguido aislar células Cdx2 de placentas humanas.

Las células madre placentarias Cdx2 pueden viajar directamente a la zona del corazón dañada y regenerarla

El origen de su capacidad regenerativa se encuentra, según los científicos, en dos características de las Cdx2. Por un lado, poseen todas las proteínas de las células madre embrionarias que permiten regenerar todos los órganos, y por otro cuentan con unas proteínas especiales que las facultan para viajar directamente a las zonas dañadas a través del sistema circulatorio, sin provocar el rechazo del sistema inmunitario del sujeto que las recibe aunque procedan de la placenta de otro animal.

Células madre reprogramadas para latir

Un estudio anterior realizado por los mismos investigadores encontró que en ratones hembra embarazadas que habían tenido una lesión cardíaca, las células madre de la placenta habían ayudado a la recuperación del corazón. Hallaron que esas células placentarias habían viajado directamente hasta la lesión, y se programaron para convertirse en cardiomiocitos, células responsables del ritmo cardíaco.

Tras este descubrimiento, estos investigadores se dedicaron a intentar averiguar qué tipo de células ayudaron a que el corazón se reparara. Y así fue como comenzaron a estudiar las Cdx2, y hallaron que estaban presentes en el 40% de las células madre que se dirigieron hacia el corazón de los animales.

Para demostrar este hallazgo, en la investigación provocaron infartos en tres grupos de ratones macho. Uno recibió tratamiento con células madre Cdx2 procedentes de placentas de ratón al final de la gestación. Otro grupo, células de placenta diferentes a las Cdx2, y un tercero una solución salina.

Posteriormente, y con una resonancia magnética, se visionó el corazón de los ratones y se observó que en los animales que habían recibido las células Cdx2 estas habían viajado hacia la lesión, formando nuevos vasos sanguíneos y cardiomiocitos, por lo que el tejido cardíaco estaba casi regenerado. Los otros dos grupos, en cambio, sufrieron insuficiencia cardíaca y sus corazones no se habían recuperado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD