El tocilizumab reduce a la mitad el riesgo de muerte por COVID-19

El tocilizumab, un fármaco usado para tratar la artritis reumatoide, ha demostrado en un estudio que ayuda a reducir casi a la mitad el riesgo de muerte por COVID-19 en pacientes graves con una sola dosis intravenosa.
Escrito por: Natalia Castejón

17/07/2020

El tocilizumab reduce a la mitad el riesgo de muerte por coronavirus

Son muchos los medicamentos que se están estudiando y probando frente al COVID-19, con el fin de encontrar alguno que trate la enfermedad de la manera más rápida y eficaz posible. Uno de ellos es el tocilizumab, un fármaco usado para tratar la artritis reumatoide que parece que está dando muy buenos resultados frente a esta enfermedad y que está siendo utilizado, por ejemplo en España, desde el principio de la alerta sanitaria, demostrando notable éxito.

Un estudio científico, realizado por la Universidad de Michigan (EE.UU.) y publicado en la revista Clinical Infectious Diseases, ha hecho pruebas para conocer los efectos más concretos de este fármaco, y ha encontrado que podría reducir hasta un 45% el riesgo de morir por coronavirus en pacientes que se encuentran en una situación grave.

Este medicamento para el COVID-19 solo sería recomendable para pacientes muy específicos y después de haber usado otros como la dexametasona

Estos prometedores resultados podrían conseguirse con tan solo una única dosis intravenosa de 8 mg/kg de tocilizumab, y además, ayudaría a reducir el tiempo del ingreso hospitalario y reduciría las posibilidades de poder retirar la ventilación asistida con respiradores, todo ello en comparación con no recibir el fármaco.

Más riesgo de sufrir otras infecciones

En la investigación también se han expuesto otros efectos de este fármaco para la salud, pues al parecer también es capaz de reducir el riesgo relacionado con la conocida como ‘tormenta de citoquinas’, que es una reacción masiva del sistema inmune para hacer frente al coronavirus.

No obstante, los investigadores también han subrayado que aunque este fármaco parece ser beneficioso para pacientes graves con COVID-19, también observaron que podía aumentar hasta el doble el riesgo de padecer otras infecciones, por lo que Emily Somers y el resto de autores, aseguran que, hasta que se puedan hacer más estudios al respecto, este medicamento solo sería recomendable para pacientes muy específicos y después de haber usado otros como la dexametasona, unas 100 veces más barata que el tocilizumab.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD