Las células inmunitarias de la médula ósea cambian con el COVID-19

Descubren que los monocitos –glóbulos blancos de la médula ósea– tienen características anormales en pacientes con COVID-19, más notable en los graves, lo que podría servir para predecir la probabilidad de desarrollar coronavirus severo.
Escrito por: Natalia Castejón

24/09/2020

Las células inmunitarias de la médula ósea cambian con el coronavirus

Un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester (Reino Unido) ha descubierto que un tipo de glóbulos blancos que genera la médula ósea y libera a la sangre para luchar contra determinadas infecciones, llamados monocitos, tienen características anormales en personas con COVID-19, e incluso estas variaciones son mayores en pacientes con pronósticos graves.

El cuerpo crea una respuesta defensiva frente a la infección por SARS-CoV-2 y una de sus estrategias es liberar estas células inmunitarias para proteger y reparar durante la infección. Sin embargo, los investigadores encontraron que estos glóbulos blancos eran diferentes y todavía no saben si estos monocitos anormales se alteran en la médula ósea o si el cambio se produce una vez llegan a la sangre.

Estas anomalías en los monocitos podrían ser clave para detectar los casos severos de COVID-19 de manera precoz

De una u otra manera, esta investigación, que se ha publicado en la revista Science Immunology, expone la evidencia más sólida hasta ahora de que los monocitos pueden convertirse en un objetivo terapéutico durante el tratamiento por COVID-19, además de ayudar a predecir qué casos van a tornarse con complicaciones graves de la enfermedad.

Evitar la liberación de monocitos anómalos en la sangre

Según explican los autores del estudio, diseñar un tratamiento que consiga evitar su liberación en la médula ósea ante la infección por SARS-CoV-2, pues son células inmunológicas anormales, podría ayudar a reducir la respuesta inmune exagerada que provoca complicaciones en pacientes con COVID-19 grave.

John Grainger, autor principal del estudio, ha declarado que esta investigación muestra la importancia del sistema inmunológico innato en el COVID-19 y espera que sus hallazgos puedan servir para crear nuevos tratamientos para la enfermedad. Para dar con estos resultados, se analizaron más de 100 muestras de sangre de pacientes positivos en coronavirus y en estas pruebas se buscó biomarcadores que indicasen un aumento en la gravedad de la enfermedad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD