Los niños generan una respuesta inmune más efectiva frente al COVID-19

Los niños y los adultos exhiben distintas respuestas del sistema inmunológico a la infección por el coronavirus, un hallazgo que ayuda a explicar por qué los resultados del COVID-19 tienden a ser mucho peores en los adultos.
Escrito por: Natalia Castejón

23/09/2020

Los niños generan una respuesta inmune más efectiva frente al coronavirus

Los niños han demostrado tener un mejor pronóstico frente al COVID-19 que los adultos, pues tienen menos complicaciones y en muchos de los casos la enfermedad se presenta de forma asintomática o más leve. E, incluso entre aquellos con el recientemente descrito síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C), la mortalidad es rara.

Se desconocen las razones de las diferencias en las manifestaciones clínicas, pero sugieren que los factores dependientes de la edad pueden modular la respuesta inmunitaria antiviral. Y es que, aunque se pensaba que esto podía deberse a que los pequeños tenían de alguna manera suprimido el sistema inmunológico al virus, un nuevo estudio ha demostrado que no es así, sino que sí tendrían una respuesta inmunitaria, diferente y mucho más efectiva.

La investigación ha sido realizada por un equipo de científicos pertenecientes a la Universidad de Yale y a la Universidad Albert Einstein (EE.UU) y publicada en la revista Science Translational Medicine. En ella, analizaron muestras de sangre y células de 125 pacientes de diferentes edades con síntomas de COVID-19 y niños y adolescentes con síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C), una complicación rara del coronavirus que provoca complicaciones graves en la salud.

Los niños tienen mayores niveles de dos moléculas protectoras

Los resultados mostraron que los niños expresan niveles más altos de dos moléculas pertenecientes al sistema inmunológico, concretamente la interleucina 17A (IL-17A) –encargada de movilizar la respuesta inmunológica durante el comienzo de una infección– y el interferón gamma (INF-g) –que ayuda a combatir la replicación viral–, y que estaban muy vinculados a la edad de los pacientes. Cuanto más joven era el paciente, más altos eran los niveles de IL-17A e INF-g.

Los niños tienen una respuesta inmune innata más rápida y robusta que los adultos, lo que causa la diferencia notable en el pronóstico del COVID-19

Según explica Kevan Herold, uno de los autores, estas dos moléculas son parte del sistema inmunológico innato, un tipo de respuesta primitiva e inespecífica que se activa inmediatamente después de una infección. Al parecer, los niños tienen esta respuesta innata más rápida y de manera más robusta, lo que causa la diferencia notable en el pronóstico del COVID-19 en comparación con los adultos.

Por su parte, los adultos mostraron una respuesta inmunológica adaptativa más fuerte, que es más específica e incluye unos niveles elevados de anticuerpos neutralizantes, una herramienta del organismo que registra la inclusión de los patógenos y acude en su encuentro para eliminarlos y combatir la infección.

Los adultos generan una respuesta inmunitaria extendida y peligrosa al SARS-CoV-2, un hecho que se ha asociado al síndrome de dificultad respiratoria aguda, el requerimiento de ventilación y un aumento en la mortalidad. Por tanto, creen que si se estimulan ciertos tipos de respuestas inmunes podría tener beneficios para los pacientes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD