Una prueba combinatoria detecta a personas con COVID-19 asintomáticas

Investigadores israelíes han desarrollado una nueva prueba diagnóstica combinada de COVID-19, llamada P-BEST, que identifica a los individuos infectados por coronavirus, incluso asintomáticos, en tan solo una ronda de pruebas.
Escrito por: Natalia Castejón

25/08/2020

Una enfermera se pone guantes protectores

Un método algorítmico para pruebas de SARS-CoV-2 ha resultado eficaz para identificar a pacientes positivos en COVID-19, incluso detectando los que son asintomáticos en tan solo una ronda de pruebas. Esto podría reducir los costes del diagnóstico de esta enfermedad, además de detectar de manera precoz a los infectados y reducir así el riesgo de propagación del virus.

La investigación en la que se ha revisado la eficacia de este método, llamado P-BEST, se ha publicado en la revista Science Advances tras analizar 384 muestras que se dividieron en 48 grupos. De esos 48 grupos cada muestra aparece en seis subgrupos que se catalogan mediante un diseño combinatorio específico. Para comprobar la eficacia del método se hicieron pruebas en el laboratorio de virología basándose en PCR con extracción de ARN. Los resultados mostraron que hubo cinco pacientes positivos entre los participantes, sin necesidad de probar a todos los sujetos.

Cuanto menor sea la tasa de virulencia de la persona, mayor será la eficiencia de la prueba, que puede realizarse en cualquier laboratorio y en tan solo una hora

Esta metodología aumentó en ocho veces la eficiencia de las pruebas y redujo de manera similar el coste de las pruebas reactivas. El trabajo fue llevado a cabo por investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev (BGU), la Universidad Abierta de Israel (OUI), el Instituto Nacional de Biotecnología en el Negev (NIBN) y el Centro Médico de la Universidad Soroka.

Entre el 10% y el 30% de pacientes con COVID-19 son asintomáticos

Ángel Porgador, vicepresidente de investigación y desarrollo en la BGU y miembro del NIBN, ha recalcado que entre el 10% y el 30% de los pacientes con COVID-19 son asintomáticos, lo que puede aumentar el riesgo de que se produzca una propagación viral importante días antes de la aparición de los primeros síntomas, lo que pone de manifiesto la necesidad de aumentar la capacidad de las pruebas diagnósticas para poder detectar a pacientes asintomáticos y presintomáticos lo antes posible, hasta que se tenga una vacuna eficaz.

Esto es lo que pretenden conseguir con P-BEST, que en tan solo una etapa podrá detectar los casos de coronavirus, ayudando a prevenir la propagación de la enfermedad, y a un coste más reducido. Además, afirman que esta prueba es ideal para realizar diagnósticos a pacientes con tasas de infección muy bajas, por debajo del 1%, pues cuanto menor sea la tasa de virulencia de la persona, mayor será la eficiencia de la prueba. Los diagnósticos podrán realizarse en cualquier laboratorio del mundo y en tan solo una hora.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD