Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Nutrición en adolescentes
En la adolescencia se producen numerosos cambios físicos y psíquicos, y una nutrición adecuada es clave para hacer frente a las necesidades especiales de esta etapa de la vida y prevenir trastornos alimentarios.

Factores psicológicos que influyen en la alimentación del adolescente

Hay que prestar especial atención a la importancia que le dan los jóvenes a la imagen corporal, porque esto les conduce en muchas ocasiones a llevar a cabo dietas bastantes restrictivas que les privan de nutrientes necesarios, con el objetivo de acercarse al cuerpo que consideran el ideal de belleza, lo que puede desembocar en la aparición de trastornos alimentarios como anorexia, bulimia o vigorexia.

Es vital conocer aquellas situaciones que pueden afectar a los jóvenes y en las que se debe llevar a cabo alguna modificación de la dieta, como:

  • La realización de ejercicio físico extra.
  • Tener hábitos alimenticios erróneos.
  • Padecer enfermedades agudas o crónicas.

La etapa de la adolescencia es compleja por todo lo que implica, como:

  • La transición entre dejar de ser niño y empezar la edad adulta.
  • Se va afianzando la personalidad, y desean ser más independientes.
  • Los amigos, junto con el ambiente en que se muevan, influyen bastante en su forma de ver la vida.
  • Las dudas y temores que pueden tener a veces les llevan a adoptar conductas erróneas.

Todos estos factores influyen bastante también en la alimentación, es por ello que en el ámbito familiar se debe estar muy pendiente de los hábitos nutricionales que tiene el joven, junto con los estados de ánimos que presenta, para estar alerta de cualquier cambio, y tener la posibilidad de subsanarlo en el menor tiempo posible, antes de que este se agrave y tenga grandes consecuencias.

Por todo ello, es muy importante que la familia sepa concienciar a los hijos, desde pequeños, sobre la importancia de cuidar el cuerpo, y la necesidad de adoptar unos saludables hábitos alimentarios y de vida.

Objetivos nutricionales

Lograr un crecimiento correcto, evitando carencias de nutrientes esenciales o exceso de calorías. Afianzar hábitos alimentarios sanos, pudiendo así prevenir enfermedades como:

 
Actualizado: 01/04/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Montse Folch

Autora de 'Frutoterapia'

"Tomando una manzana diaria se reduce un 30% el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares"

 

40% se reduce el riesgo cardiovascular con el consumo diario de fruta

Un estudio realizado en China ha revelado que el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares se reduce entre el 25 y el 40% consumiendo fruta a diario.

Fuente: 'Sociedad Europea de Cardiología'

 

PUBLICIDAD