Ómicron, ¿es más contagiosa? Lo que se sabe hasta ahora

La nueva variante ómicron identificada en Sudáfrica empieza a introducirse en Europa y crecen las dudas: ¿Es más contagiosa que Delta? ¿Son sus síntomas diferentes? ¿Protegerán las vacunas actuales? Los científicos responden.
Ómicron, lo que se sabe hasta ahora

Actualizado: 16 de noviembre de 2022

La nueva variante del coronavirus ómicron (B.1.1.529) “potencialmente más contagiosa” está poniendo en alerta a países de todo el mundo y provocando la prohibición de vuelos desde África. Poco después de ser identificada en Sudáfrica el 24 de noviembre, diversos países han ido confirmando nuevos casos de esta nueva variante en sus fronteras, desde Alemania, Italia, Reino Unido, Holanda o Portugal a Australia o Hong Kong. A 22 de diciembre, la variante Omicron se había identificado ya en 110 países de las seis regiones de la OMS. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha advertido que representa un riesgo de “alto a muy alto” para Europa.

PUBLICIDAD

Científicos de todo el mundo están intentando responder las preguntas que ha generado la nueva variante ómicron del coronavirus: si es más transmisible, más letal, si sus síntomas son diferentes o si puede escapar a los anticuerpos generados por las vacunas e infecciones previas.

Sudáfrica informó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la nueva variante B.1.1.529 el miércoles, y los primeros datos sugieren que tiene un mayor riesgo de reinfección. Por ello, la OMS se reunió de urgencia el viernes y la ha clasificado como ‘variante de preocupación’ (junto a alfa, beta, gamma y delta). 

La OMS publicó el domingo 28 de noviembre una actualización de la información disponible sobre ómicron hasta el momento, pero sigue habiendo muchas incógnitas. Recopilamos todo lo que se sabe hasta ahora y qué opina la comunidad científica.

¿Es la variante ómicron del COVID-19 más contagiosa que la Delta?

El número de personas que dan positivo ha aumentado en tan solo las dos primeras semanas desde que se detectó en las zonas de Sudáfrica afectadas por esta variante, y aunque se están realizando estudios epidemiológicos para entender si se debe a ómicron o a otros factores, según anunció el domingo el presidente Cyril Ramaphosa, ómicron ya representa la mayoría de los 2.300 nuevos casos diarios en Gauteng, provincia del norte de Sudáfrica con más de 12 millones de habitantes. Las nuevas infecciones parecen haberse triplicado en la última semana, y la positividad de las pruebas ha aumentado del 2% al 9,2% por ciento según los datos oficiales.

Tulio de Oliveira, el virólogo que dio la voz de alarma sobre esta variante la semana pasada, apuntaba que esta variante B.1.1.529 tenía alrededor de 50 mutaciones, incluidas 32 en la proteína de pico –más que beta y delta combinadas–, el foco de la mayoría de las vacunas para activar el sistema inmune, ya que es la puerta de entrada del coronavirus para introducirse en las células y replicarse.

Variantes covid 19

El alto número de mutaciones encontradas en su secuenciación hacen pensar que es “potencialmente más contagiosa”. Algunas de estas mutaciones no se habían visto nunca antes, mientras que otras son conocidas por variantes anteriores y se han relacionado con su capacidad para ser más transmisibles y escapar a la inmunidad dada por las vacunas, sin embargo, como apuntan diversos científicos, las mutaciones a menudo funcionan juntas, por lo que es imposible predecir lo que podría significar esta combinación en particular.

Desde la OMS también señalan que “todavía no está claro si ómicron es más transmisible (es decir, se contagia más fácilmente de persona a persona) en comparación con otras variantes, incluida la delta”. Sin embargo, según los últimos datos, apunta que sí "se está propagando significativamente más rápido que la variante delta en países con transmisión comunitaria documentada, con un tiempo de duplicación de 2 a 3 días".

Contagio Ómicron

Por su parte, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) señaló en un informe de evaluación de amenazas que todavía existía “una incertidumbre considerable relacionada con la transmisibilidad, la eficacia de la vacuna, el riesgo de reinfecciones y otras propiedades de la variante ómicron”.

Sin embargo, las pruebas preliminares indican que las personas que ya han pasado el COVID-19 podrían volver a contagiarse más fácilmente con ómicron en comparación con otras variantes de interés, pero todavía hay información muy limitada. “En los próximos días y semanas habrá más información al respecto”, señala el comunicado de la OMS.

¿Son diferentes o más graves los síntomas de ómicron respecto a otras variantes?

La Dra. Angelique Coetzee, la médico que atendió algunos de los primeros casos detectados en Pretoria, explicaba que “estos pacientes con COVID tenían síntomas que no tenían sentido, incluidos pulso alto y ninguno había perdido el sentido del gusto”. Se trataba de jóvenes de diferentes orígenes, todos con fatiga intensa y un niño de seis años con pulso alto. Ninguno de ellos sufrió pérdida del gusto o el olfato, síntomas que están fuertemente asociados con el COVID tradicional. También tenían dolores musculares leves, “picazón en la garganta” y tos seca. Solo unos pocos tenían una temperatura ligeramente alta.

“Sus síntomas eran más diferentes y más leves de los que había tratado antes”, apuntó la Dr. Coetzee, que también preside la Asociación Médica de Sudáfrica, que también matizó que “aproximadamente la mitad de ellos ni siquiera habían recibido una sola dosis, un problema frecuente en Sudáfrica y en zonas del continente africano”. Se estima que la tasa de vacunados con la pauta completa en Sudáfrica no llega al 24%.

Síntomas de la nueva variante Ómicron

Sin embargo, como apuntan desde la OMS, actualmente no hay información que sugiera que los síntomas asociados a ómicron sean diferentes de los de otras variantes.  Los primeros contagiados que se detectaron tenían síntomas leves, pero eran estudiantes universitarios, jóvenes que tienden a tener una enfermedad más leve, por lo que la OMS asegura que comprender la  gravedad de la nueva variante llevará de días a varias semanas.

Lo cierto es que tampoco se sabe aún si ómicron causa una enfermedad más grave que otras variantes. “Aunque los datos preliminares sugieren que hay un aumento de las tasas de hospitalización en Sudáfrica, esto puede deberse al aumento del número total de personas que se infectan, más que a un resultado de una infección específica con ómicron”, explican. 

Los últimos datos que se van obteniendo a finales de diciembre en Sudáfrica, el Reino Unido y Dinamarca sugieren un riesgo reducido de hospitalización para ómicron en comparación con delta, pero, matizan desde la OMS que "todavía no está claro en qué medida la reducción observada en el riesgo de hospitalización puede atribuirse a la inmunidad de infecciones previas o vacunación y en qué medida Omicron puede ser menos virulento".

¿Seguirán protegiendo las vacunas frente a ómicron?

La OMS está colaborando con científicos de todo el mundo para analizar el potencial impacto de la nueva variante B.1.1.529 en la efectividad de las vacunas. No obstante, la Organización repite que “las vacunas siguen siendo fundamentales para reducir las enfermedades graves y la mortalidad”.

Los datos preliminares de varios estudios no revisados ​​por pares sugieren que hay una reducción en los títulos neutralizantes contra ómicron en individuos que han recibido una serie de vacunación primaria o en aquellos que han tenido una infección previa por SARS-CoV-2 . Además, el mayor riesgo de reinfección informado en Inglaterra, así como una tendencia creciente de casos de reinfección en Dinamarca e Israel, puede atribuirse potencialmente a la evasión inmune contra ómicron.

Resultados de estudios en Reino Unido indican una reducción significativa en la efectividad de la vacuna contra la enfermedad sintomática para ómicron en comparación con delta después de dos dosis de vacuna de Pfizer BioNTech-Comirnaty o AstraZeneca-Vaxzevria. Sin embargo, hubo una mayor efectividad dos semanas después de una dosis de refuerzo de Pfizer BioNTech-Comirnaty, que fue ligeramente más baja o comparable a la de delta.

Varias de las farmacéuticas que han liderado la carrera por la obtención de vacunas, incluidas AstraZeneca, Moderna, Novavax y Pfizer, han anunciado tener planes para adaptar sus vacunas ante la aparición de ómicron. En concreto, Pfizer y BioNTech afirmaron que esperan poder modificar su vacuna en unos 100 días. Por su parte, la compañía estadounidense Moderna comunicó el viernes que desarrollará una vacuna de refuerzo contra la nueva variante ómicron del coronavirus, sin descartar la estrategia de sugerir una dosis más alta de su vacuna existente.

Protección frente a la nueva variante Ómicron

No obstante, mientras que en algunos países de Europa, como España, o en EE.UU. se corre por poner la tercera dosis de refuerzo a su población y vacunar a los niños, y en otros como Israel ya hablan de una cuarta dosis, en África el porcentaje de población completamente vacunada es del 7,2%. El presidente de la OMS alertaba hace unos días que “cada día se ponen seis veces más dosis de recuerdo en los países ricos que primeras dosis en los países de bajos ingresos. Es un escándalo que debe terminar ya”. Tedros Adhanom Ghebreyesus proseguía que “no tiene sentido poner dosis de recuerdo a adultos sanos o vacunar a los niños cuando los trabajadores sanitarios, las personas mayores y otros grupos de alto riesgo en todo el mundo están todavía esperando su primera dosis. Nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo”, sentenció el etíope.

¿Detectan los test actuales la variante ómicron?

Las pruebas PCR siguen detectando la infección, incluida por la variante ómicron. Se están realizando estudios para determinar si afecta a otros tipos de pruebas, incluidas las pruebas de detección rápida de antígenos.

Test para detectar la nueva variante Ómicron

Varios laboratorios han indicado que para una prueba de PCR ampliamente utilizada, uno de los tres genes diana no se detecta (llamado abandono del gen S o fallo de la diana del gen S) y, por lo tanto, la OMS considera que “esta prueba puede usarse como marcador para esta variante, a la espera de la confirmación de la secuenciación”. Los expertos de la OMS aclaran que usando este enfoque, “esta variante se ha detectado a tasas más rápidas que los aumentos repentinos de infección anteriores, lo que sugiere que esta variante puede tener una ventaja de crecimiento”.

¿Sirven los tratamientos actuales para el COVID-19 frente a B.1.1.529?

Los expertos de la OMS apuntan que, en cuanto a los tratamientos, los corticosteroides y los bloqueadores de los receptores de la IL6 seguirán siendo eficaces para el manejo de los pacientes con COVID-19 grave. Asimismo, han anunciado que se evaluarán otros tratamientos para ver si siguen siendo igual de eficaces dados los cambios en partes del virus en la variante ómicron.

Sin embargo, los datos preliminares de publicaciones no revisadas por pares sugieren que algunos de los anticuerpos monoclonales desarrollados contra el SARS-CoV-2 pueden tener una neutralización disminuida contra ómicron. 

¿Cuál es el origen de esta nueva variante sudafricana?

La voz de alarma sobre esta nueva variante B.1.1.529 se dio a la OMS el miércoles 24 de noviembre, sin embargo se estima que los primeros casos datan de aproximadamente el 9 de noviembre. Ravi Gupta, profesor de microbiología clínica de la Universidad de Cambridge, opina que “B.1.1.529 tiene firmas de mutación acumulativa que indican que surgió en una infección crónica”.

En la misma línea apunta Francois Balloux, director del Instituto de Genética y profesor de biología computacional en el University College de Londres, en Science: “dado el gran número de mutaciones que aparentemente ha acumulado en una sola explosión, probablemente –esta nueva variante– evolucionó durante una infección crónica de una persona inmunodeprimida, posiblemente en un paciente con VIH / SIDA no tratado”. Y es que, el altísimo número de casos de VIH ha complicado los esfuerzos de Sudáfrica para combatir la pandemia de coronavirus, ya que las personas inmunodeprimidas pueden albergar el virus durante más tiempo.

Recomendaciones para que los países frenen la variante ómicron

La OMS está apoyando a los países africanos para que puedan hacer más secuenciación genómica. La Organización “está dispuesta a apoyar las necesidades adicionales de recursos humanos, así como a movilizar fondos y conocimientos técnicos”. Además, la OMS se está dirigiendo a todos los países de la región para asegurarse de que tienen los recursos necesarios para detectar los posibles casos de ómicron y prepararse para ellos.

PUBLICIDAD

La Organización recomienda a los países que se aseguren de que sus equipos de pruebas de PCR puedan detectar la nueva variante, que al menos dupliquen la toma de muestra y secuenciación, hasta llegar a 150 muestras a la semana desde el promedio actual de 75 en la región y que revisen muestras anteriores para detectar posibles signos de ómicron.

Recomendaciones ante la nueva variante Ómicron

Las medidas más eficaces que pueden tomar las personas para reducir la propagación del virus COVID-19 siguen siendo, junto a la vacunación, mantener una distancia física de al menos un metro respecto a los demás; usar una mascarilla homologada y bien ajustada; abrir las ventanas para mejorar la ventilación; evite los espacios mal ventilados o llenos de gente; mantener el lavado de manos; toser o estornudar sobre el codo o en un pañuelo doblado.  

PUBLICIDAD

La OMS aconseja mantener las fronteras abiertas

Mientras un número creciente de países ha impuesto prohibiciones de vuelo a las naciones del sur de África debido a la preocupación por la variante ómicron, la rama regional de la OMS les instó a basarse en la ciencia y a cumplir el Reglamento Sanitario Internacional que pide que “las fronteras permanezcan abiertas”.

La Organización considera que las prohibiciones de viaje dirigidas a África “atentan contra la solidaridad mundial”

Aunque las restricciones a los viajes pueden contribuir a “reducir ligeramente” la propagación del coronavirus, “suponen una pesada carga para las vidas y las economías”, afirmó la agencia en un comunicado publicado el domingo. “Si se aplican restricciones, no deben ser innecesariamente invasivas o intrusivas y deben tener una base científica, de acuerdo con el Reglamento Sanitario Internacional, que es un instrumento jurídicamente vinculante de derecho internacional reconocido por más de 190 naciones”, destacó la OMS.

PUBLICIDAD

“La rapidez y la transparencia de los gobiernos de Sudáfrica y Botswana a la hora de informar al mundo de la nueva variante son dignas de elogio. La OMS apoya a los países africanos que han tenido la valentía de compartir información sobre salud pública vital, ayudando a proteger al mundo contra la propagación del COVID-19”, dijo la doctora Matshidiso Moeti, la directora regional de la OMS para África, que instó a los países “a que respeten sus obligaciones legales y apliquen medidas de salud pública con base científica”. “Es fundamental que se apoye a los países que son transparentes con sus datos, ya que es la única manera de garantizar que recibimos datos importantes de manera oportuna”.

Fuente: OMS / ECDC / NYT / Corriere della Sera / Science

Creado: 29 de noviembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD