Nueva variante sudafricana preocupa por su potencial para propagarse

Omicron, la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica, presenta un alto número de mutaciones, es potencialmente muy contagiosa, y podría afectar a la protección contra el COVID-19 proporcionada por las vacunas.
Escrito por: Eva Salabert

26/11/2021

Omicrom, nueva variante sudafricana muy contagiosa

Las mutaciones de la cepa original del coronavirus pueden aumentar su capacidad de transmisión y eludir la protección proporcionada por las vacunas –lo que se conoce como escape inmunológico– y convertir a una variante del SARS-CoV-2 en la dominante, como ocurrió con la variante delta, que se detectó por primera vez en India y se extendió posteriormente a otros países.

Ahora se ha detectado una nueva variante en Sudáfrica, la B.1.1.529, a la que la OMS ha bautizado como ‘Omicron’, y que se reproduce con un elevado número de mutaciones (hasta más de 30) y “tiene el potencial de propagarse muy rápidamente”, según ha afirmado el virólogo Tulio de Oliveira, director del Centro de Respuesta Epidemiológica de Suráfrica en una conferencia de prensa en línea supervisada por el Ministerio de Salud.

Los científicos sudafricanos no están seguros de que las vacunas disponibles actualmente sean eficaces para combatir esta nueva variante Nu

Según el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD) de Sudáfrica, de momento se han registrado 22 casos, la mayoría de jóvenes, y también se ha informado de casos en Botsuana, uno en Israel y otra persona en Hong Kong, que había vuelto de un viaje a Sudáfrica, así como un posible primer caso secuenciado en Europa de una turista que había viajo de Egipto y Turquía a Bélgica. Los científicos sudafricanos no están seguros de que las vacunas disponibles actualmente sean eficaces para combatir esta nueva variante. “Lo que nos preocupa es que esta variante podría no solo tener una mayor capacidad de transmisión, sino que también podría eludir partes de nuestro sistema inmunológico”, ha señalado otro investigador, el profesor Richard Lessells.

PUBLICIDAD

Por todo ello, la Comisión Europea, en boca de su presidenta Ursula von der Leyen, ha recomendado suspender los viajes desde y a Sudáfrica y algunas zonas limítrofes de África meridional, una medida que ya han adoptado países como Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, Croacia o Países Bajos. En España, la Ministra de Sanidad Carolina Darias ha anunciado que llevarán el martes al Congreso de Ministros la decisión de suspender los vuelos a Sudáfrica y Botsuana. 

La gran cantidad de mutaciones de la nueva variante preocupa a la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que está “monitoreando de cerca” esta variante y tras reunirse este mismo viernes han designado esta variante como de “preocupación”, ya que, según ha indicado, “los primeros análisis muestran que esta variante tiene una gran cantidad de mutaciones que requieren y serán objeto de más estudios”. Esta etiqueta se le pone a las variantes cuando se considera que pueden ser más transmisibles, causar cuadros más graves, o escapar a la protección que confieren las vacunas o el sistema inmune de aquellos que ya han pasado la infección.

PUBLICIDAD

La nueva variante B.1.1.529 tiene al menos 10 mutaciones, según los científicos, mientras que la delta tiene dos. “La preocupación es que cuando hay tantas mutaciones puede tener un impacto en cómo se comporta el virus”, ha explicado Maria Van Kerkhove, del programa de Emergencias Sanitarias de la OMS y responsable de la respuesta frente al COVID, que ha añadido: “Nos llevará algunas semanas comprender el impacto de esta variante en cualquier vacuna potencial”.

“Lo que nos preocupa es que esta variante podría no solo tener una mayor capacidad de transmisión, sino que también podría eludir partes de nuestro sistema inmunológico”

En las últimas semanas, Sudáfrica ha registrado un incremento de contagios de COVID-19, y aunque en un principio esto se atribuyó a la variante delta, ahora se cree que podría deberse a la nueva mutación detectada que, según ha advertido Joe Phaahla, Ministro de Salud, supone “una gran amenaza”. Ahora el Gobierno teme que se produzca una nueva ola de pandemia antes de finalizar el año porque solo el 35% de los adultos de la población diana han recibido la pauta vacunal completa, y Phaahla ha señalado que la aparición de esta variante “refuerza el hecho de que este enemigo invisible con el que nos enfrentamos es muy impredecible”.

PUBLICIDAD

Actualizado: 12 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD