PUBLICIDAD

Cacatúa ninfa
La cacatúa ninfa, conocida por su peculiar cresta, es un ave cariñosa e inteligente, que incluso puede aprender a decir algunas palabras. Descubre qué necesitas para tener su compañía en tu casa y qué cuidados requiere.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Consejos para la compra de una cacatúa ninfa

Cacatúa ninfa encima de una jaula

Las cacatúas ninfas no pueden vivir con perros y gatos.

Antes de comprar una cacatúa ninfa para tu hogar, debes tener en cuenta que este pájaro no puede convivir con otros animales depredadores, como puede ser un perro o un gato, pues en una fracción de segundo pueden atacar a nuestro nuevo integrante alado, según recomienda el libro Preparándome para mi primera cacatúa ninfa (Ed. Babelcube, 2016) de Laurel A. Rockefeller.

Las cacatúas ninfas pueden vivir solas, pero se recomienda que al menos lo hagan en pareja para que se hagan compañía. También pueden convivir sin peligro con otras especies como los periquitos o los canarios, sin embargo, hay que evitar su contacto con los loros más grandes, pues pueden atacar a nuestra nueva mascota.

Esta ave es perfecta para que comparta hogar con niños, pues es bastante sociable y cariñosa. Aun así, como siempre recordamos, los animales no son un juguete y se debe enseñar a los menores a tratarlos con cuidado, pues, por ejemplo, la cacatúa ninfa puede ser aplastada debido a su pequeño tamaño.

Necesidades básicas de la cacatúa ninfa

Si ya te has decidido a comprar este ejemplar, antes de hacerlo tendrás que tener preparado cómo será su nuevo hogar. La jaula debe ser bastante amplia para que puedan moverse bien por ella y no acaben desarrollando problemas de salud como obesidad. Para ello, las medidas mínimas serían 50 x 50 x 60 cm, teniendo en cuenta que el espacio entre los barrotes no supere los dos centímetros para evitar que se escape.

Tienes que mantener la nueva casa del ave fuera de la exposición directa a la luz solar, a temperaturas frías y a humos como los de los coches o las cocinas. Además, se recomienda incluir accesorios y juguetes para que la mascota se divierta, por ejemplo, columpios, ramas de diferentes tamaños y grosores o unas escaleras. En cuanto a la luz, las ninfas necesitan de ocho a 12 horas de luz natural no directa al día y 12 horas de sueño ininterrumpido.

Pero otra de las necesidades de estos animales es el contacto con las personas. Ya hemos dicho que son bastante cariñosas cuando cogen confianza, y se recomienda que se dedique al menos una hora al día a jugar con ellas. Es importante que cuando saques a la cacatúa ninfa de la jaula cierres las ventanas, apagues ventiladores y te asegures de que no hay ningún espejo en la zona, pues pueden confundirles en su vuelo y causar accidentes.

Adiestrar a tu cacatúa ninfa

Los veterinarios recomiendan que se compren las crías que tengan entre 12 y 14 semanas, pues así será mucho más sencillo adiestrarlas para que puedan salir de la jaula sin peligro y repitan algunas palabras. La mejor manera para adiestrar a estos animales es esperar unas dos semanas desde que llegue al hogar para que pueda familiarizarse con el ambiente. Puedes comenzar hablándole con suavidad varias veces al día, una vez se encuentre como en casa cada vez que te acerques emitirá pequeños silbidos.

Cacatúa ninfa
A las cacatúas ninfas les encanta las caricias en la cabeza.

Ahí será el momento de empezar a cogerle con cuidado y acariciarle, ten en cuenta que al principio se defenderá y dará pequeños mordiscos, no te asustes y le sueltes, podría perderse, en cuanto pase unos minutos desistirá. A las cacatúas ninfas les encanta que les toquen la parte superior de la cabeza y no durará en reclamar esta caricia.

En cuanto a los sonidos, bastará con que le digas varias veces una determinada palabra durante días para que aprenda a repetirla.

Actualizado: 22 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD