PUBLICIDAD

Mascotas
Mantis religiosa
La mantis religiosa es agresiva con sus congéneres y practica el canibalismo, pero al carecer de veneno no resulta peligrosa para los humanos, por lo que puedes disfrutar de este peculiar insecto como mascota.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Consejos para la compra de una mantis religiosa

Mantis religiosa en el dedo de una persona

La mantis puede ser una buena aliada contra insectos como los mosquitos.

Si estás dudando en si comprar o no una mantis religiosa como mascota para tu hogar, debes saber que, además de su aspecto llamativo, también puede ser una muy buena aliada contra insectos como los mosquitos, las polillas o las hormigas, por lo que en muchos casos es usada como una medida preventiva de plagas.

En el caso de que tengas otras mascotas, como perros o gatos, deberás tener cuidado para que no se coman a la mantis religiosa, y si tienes niños es importante enseñarles que este insecto es frágil y de pequeño tamaño, por lo que si se coge se deberá hacer con cuidado para no aplastarle o romperle alguna de sus patas.

Hay que tener en cuenta que tienen un carácter solitario, no aceptan de buen grado la compañía de sus similares y pueden llegar a ser muy agresivos entre ellos, por lo que es recomendable tener solo un ejemplar, o mantenerlos separados en el terrario para evitar la pelea y muerte de alguno de ellos.

Un terrario amplio y con humedad para tu mantis

Su esperanza de vida es muy corta, apenas duran más de un año. Para que tu mantis viva el mayor tiempo posible es necesario que le ofrezcas un hábitat adecuado. Compra un terrario amplio, por ejemplo de 20x20 cm, para que pueda moverse con libertad, y añádele hojas y pequeñas ramas por las que pueda subir para colgarse y mudar la piel, porque lo hacen hasta seis veces hasta llegar a la edad adulta.

Terrario para un insecto
 

Es importante que el terrario no esté expuesto a la luz directa y esté bien ventilado, por lo que una de sus partes debe ser de red. Además, debe contar con humedad suficiente para que la mascota sobreviva, y para conseguirlo se añadirá en el sueño sustrato que absorba el agua y habrá que rociar un poco de este líquido cada día en su interior.

También es posible mantener a este insecto sin necesidad de enjaularlo, y siempre que tenga alimento suficiente puede hacerte compañía en una planta dentro de tu hogar o en tu jardín.

Actualizado: 23 de Abril de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD