PUBLICIDAD

Mascotas
Mantis religiosa
La mantis religiosa es agresiva con sus congéneres y practica el canibalismo, pero al carecer de veneno no resulta peligrosa para los humanos, por lo que puedes disfrutar de este peculiar insecto como mascota.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Salud y reproducción de la mantis religiosa

Mantis religiosa en el momento de la reproducción

En ocasiones la hembra devora al macho durante o después del apareamiento.

Si dedicas todos los cuidados necesarios a tu mantis religiosa podrás ver cómo se va volviendo adulta con cada cambio de piel, además de admirar su belleza peculiar. Serás testigo de su gran habilidad para cazar pequeños insectos, y se convertirá en una estupenda aliada para mantener tu casa o zonas verdes libres de mosquitos, moscas o polillas, entre otros insectos, de manera natural.

Una de las características más conocidas de la mantis religiosa está relacionada con su reproducción. Y es que en ocasiones la hembra devora al macho durante o después del apareamiento, aunque esta situación se produce en muchos menos casos de los que se piensa, y casi siempre en cautividad; es un hecho excepcional en su estado en libertad.

A pesar de la personalidad solitaria de las mantis religiosas, durante la época de apareamiento las hembras segregan feromonas que atraen a los machos, y la cópula, que suele durar unas dos horas, es el único momento en el que se juntan. Para diferenciar a ambos sexos hay que fijarse en los segmentos en los que se divide su abdomen, las hembras tienen menos que los machos, unos seis u ocho.

Mantis religiosa comiéndose al macho
 

Después del coito la mantis religiosa pondrá los huevos en otoño, y los expulsa con una especie de espuma que al poco tiempo se endurece, permitiendo así que queden protegidos y bien fijados a las ramas. Una hembra puede colocar hasta 400 huevos en cada puesta, y suelen eclosionar en primavera, aunque solo unos pocos sobreviven debido al canibalismo entre ellos.

Este insecto no tiene la versión de larva o gusano, sino que cuando sale del huevo tiene la misma apariencia de la mantis religiosa adulta, pero en tamaño mucho más reducido.

Actualizado: 23 de Abril de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD