Bozal para perros: cuándo deben llevarlo
El bozal es un dispositivo de uso obligatorio en perros en determinadas situaciones. Te explicamos cuándo debes ponérselo, si su uso puede tener consecuencias para su salud física o mental, y consejos para ayudarle a habituarse.

Consejos para habituar al animal al uso del bozal

Actualizado: 20 de marzo de 2020

¿Afecta a un perro llevar un bozal? ¿Qué puede suponer para el animal si no están habituados? Para Cristina Ortega Martínez, veterinaria y etóloga de Etoservice etología veterinaria llevar un bozal o cualquier elemento al que el can no está habituado puede provocar reacciones de estrés, miedo o ansiedad en un animal.

Reconoce, eso sí, que “el bozal impide que realicen conductas naturales como sería defenderse, llegar a dañar o matar una presa, lamerse alguna herida” por lo que, aunque siempre se debe priorizar la seguridad de personas, otros animales y la del mismo animal, su uso siempre puede afectar de alguna manera al animal. 

Por todo ello, ofrecemos algunas recomendaciones útiles para facilitar la habituación del perro al bozal:

  • Consejos para habituar al animal al uso del bozal : accesorio positivo

    Un accesorio positivo

    Para minimizar al máximo que la utilización de un bozal cause estrés o miedo al perro es importante que el animal vea el bozal como un accesorio positivo. Así lo explica Cristina Ortega: “dado que es una herramienta común, que es más o menos probable que tengamos que utilizar en algún momento de la vida de nuestro perro, se debería habituar a todos los perros a llevarlo siempre de forma positiva”.

  • Consejos para habituar al animal al uso del bozal : no como castigo

    No usarlo como método de castigo

    Algo importante a tener en cuenta es que no se utilice el bozal como método de castigo. “Muchos perros ven el bozal como algo negativo porque se suele utilizar como un castigo en determinados casos, como por ejemplo para que no ladre, para que no se coma algo del suelo, por haberse peleado con otro perro… En estos contextos el bozal se convierte en una herramienta para castigar al perro, y por ello es un elemento negativo pero, además, en la mayoría de los casos este castigo suele ser desproporcionado en tiempo, aplicarse mal y tarde, lo que puede generar aún más estrés, ansiedad, o incluso a veces tienen miedo al bozal, o incluso a la persona que se lo coloca”, apunta la veterinaria.

  • Consejos para habituar al animal al uso del bozal :cachorro

    Habituar al perro al bozal desde cachorro

    Esto puede hacerse mostrándole el bozal, dejando que se acerque y pueda olerlo, jugar con él… Que vea que el bozal es un elemento cotidiano y no un elemento “extraño” que aparece sólo en circunstancias estresantes o potencialmente peligrosas.

  • Consejos para habituar al animal al uso del bozal : colocación

    La colocación del bozal debe ser gradual

    Mejor si no se pone con el primer contacto, sino poco a poco, después de que haya habido un reconocimiento del elemento.

  • Consejos para habituar al animal al uso del bozal : compra

    Elegir un bozal adecuado

    También es útil a la hora de habituar al perro a este utensilio. Los bozales tipo “cesta” fabricados en plástico son quizás los más cómodos, ya que permiten al animal respirar sin que resulte molesto. Ante la duda lo más recomendable es ser asesorados por un profesional veterinario o un educador canino.

Creado: 20 de marzo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD