PUBLICIDAD

La vitamina D puede prevenir complicaciones de la obesidad infantil

Administrar suplementos de vitamina D a niños obesos puede facilitar que pierdan peso y grasa corporal, y reducir sus factores de riesgo para desarrollar problemas cardíacos y metabólicos a largo plazo.
Escrito por: Natalia Castejón

02/10/2018

Suplementos de vitamina D

Photo by stevepb on Pixabay

La falta de vitamina D se asocia a problemas en la salud ósea de las personas, pero cada vez son más los estudios que también relacionan este déficit con un riesgo mayor de acumular grasa corporal y de tener obesidad. Ahora, una nueva investigación realizada por la Facultad de Medicina de la Universidad de Atenas y el Hospital Infantil Aghia Sophia (Grecia), ha comprobado que administrar suplementos de la conocida como vitamina del sol a niños con obesidad ayuda a reducir algunos factores de riesgo de enfermedades cardiacas y metabólicas.

El trabajo, que ha sido presentado en la 57ª Reunión Anual de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica, ha analizado a 232 niños y adolescentes con obesidad durante un año. De ellos, 117 fueron elegidos de manera aleatoria para tomar suplementos de vitamina D durante ese tiempo. A todos les realizaron pruebas que medían sus niveles de esta vitamina, de grasa corporal, la salud de su corazón, y marcadores sanguíneos para determinar su función hepática.

Todavía no se conoce la seguridad y los posibles efectos adversos a largo plazo de la suplementación con vitamina D en niños y adolescentes

Los resultados –tras realizarles las mismas pruebas 12 meses después– mostraron que aquellos que habían tomado estos complementos cada día tenían menor índice de masa corporal (IMC) y mejores niveles de colesterol y de grasa corporal, lo que reduce el riesgo de desarrollar problemas cardiacos y metabólicos en la edad adulta.

Se debe seguir estudiando el papel de los suplementos de vitamina D

Tras estas conclusiones, el Dr. Christos Giannios y sus compañeros pretenden seguir investigando los efectos de la suplementación con vitamina D en los niños que ya presentan problemas como glucosa alta, hipertensión arterial y colesterol por encima de lo saludable, condiciones que promueven la aparición de diabetes, problemas cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

En vista de los hallazgos, los autores del estudio aconsejan que los niños que tienen obesidad acudan a sus médicos para detectar un posible déficit de esta vitamina, pero también han subrayado que todavía faltan evidencias sobre la seguridad y los efectos que tiene la suplementación de vitamina D a largo plazo en los niños y adolescentes, por lo que es necesario continuar investigando para determinar la conveniencia de administrar a los menores dichos suplementos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD