PUBLICIDAD

Confirman nuevos beneficios de la dieta mediterránea para la salud

Nuevos estudios avalan los beneficios para la salud de la dieta mediterránea, a la que asocian con una significativa reducción del riesgo de desarrollar enfermedades como la depresión o la DMAE, o la mejora de la calidad del sueño.
Escrito por: Eva Salabert

03/10/2018

Dieta mediterránea

Foto de Freepik © valeria_aksakova

Las evidencias científicas que avalan los beneficios de la dieta mediterránea son cada vez más numerosas y confirman que contribuye a mejorar la salud y a prevenir diversas enfermedades. Recientemente, dos nuevos estudios han comprobado que este tipo de alimentación puede reducir un 33% las probabilidades de desarrollar depresión, y más de un 40% el riesgo de sufrir degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una patología ocular que puede provocar ceguera.

Además, los resultados de otro trabajo publicado en Geriatrics Gerontology, en el que se ha evaluado la relación entre un patrón dietético de tipo mediterráneo y la calidad del sueño de personas con edades comprendidas entre los 65 y los 75 años, han revelado que esta alimentación mejora la calidad del sueño en los adultos mayores.

Dieta mediterránea y salud mental

Una nueva investigación, que se ha publicado en Molecular Psychiatry, y se ha basado en la revisión de 40 estudios previos que analizaban la relación entre el tipo de dieta y el riesgo de depresión, ha revelado que las personas cuya alimentación se asemejaba más a los patrones de la dieta mediterránea tenían un 33% menos riesgo de desarrollar depresión que aquellas con una dieta menos parecida a la mediterránea.

La dieta mediterránea, rica en sustancias antiinflamatorias y antioxidantes, puede proteger al cerebro frente al estrés oxidativo y la inflamación

Esto se podría atribuir a los mecanismos moleculares y fisiológicos en los que influye la alimentación, como el estrés oxidativo, la resistencia a la insulina, la inflamación, el riego sanguíneo del cerebro y la microbiota intestinal, entre otros. Así, y según ha explicado Camille Lassale, investigadora del University College de Londres y autora del trabajo, una dieta rica en sustancias antiinflamatorias y antioxidantes, como las que tienen frutas, verduras, nueces y vino (cuyo consumo ha de ser moderado), puede proteger al cerebro frente al estrés oxidativo y la inflamación.

Además, los pescados ricos en ácidos grasos omega 3 pueden contribuir a mejorar la estructura y permeabilidad de las células cerebrales, especialmente en el hipocampo, una zona a la que afecta la depresión. Y los cambios en la composición de la flora intestinal inducidos por la alimentación también desempeñan un importante papel, en este caso positivo, ya que la dieta mediterránea favorece la proliferación de bacterias beneficiosas para la salud del cerebro y un mejor estado de ánimo.

Prevenir la DMAE con la alimentación

Otro de los nuevos estudios revela que las probabilidades de desarrollar DMAE, una de las principales causas de ceguera, se reducen más de un 40% siguiendo una alimentación en la que predominen alimentos característicos de la dieta mediterránea como el aceite de oliva, las frutas y verduras, el pescado y las legumbres.

En este trabajo, que se ha publicado en Ophtalmology, se analizaron los datos procedentes de dos investigaciones anteriores: el 'Estudio de Rotterdam', cuyo objetivo era evaluar el riesgo de que los participantes, que tenían 55 años o más, sufrieran esta enfermedad, y el 'Estudio Alienor', que estudió la asociación entre las patologías oculares y los factores nutricionales en adultos mayores de 73 años.

La conclusión de los investigadores es que las probabilidades de padecer degeneración macular disminuyen siguiendo el patrón completo de la dieta mediterránea, ya que ninguno de sus componentes por sí solo puede reducir el riesgo de la enfermedad, sino que es el conjunto de nutrientes que aporta el que favorece la reducción de su incidencia a largo plazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD