Tomar vitamina D y calcio a diario puede ayudar a prevenir el vértigo

Las personas con vértigo postural paroxístico benigno sufren episodios con cierta frecuencia, pero un estudio ha comprobado que tomar suplementos de vitamina D y calcio reduce significativamente su tasa de recurrencia.
Escrito por: Eva Salabert

07/08/2020

Mujer con problemas de vértigo

Tomar suplementos de vitamina D y calcio dos veces al día puede reducir las probabilidades de experimentar nuevos episodios de vértigo en pacientes afectados por este trastorno neurológico, sobre todo si sus niveles de vitamina D son bajos, según indica un nuevo estudio publicado en Neurology, la revista de la Academia Americana de Neurología.

El vértigo postural paroxístico benigno es uno de los tipos de vértigo más comunes y ocurre cuando un cambio en la posición de la cabeza provoca una repentina sensación de estar girando. Para solucionarlo el médico ejecuta una serie de movimientos de la cabeza para desplazar las partículas (diminutos microcristales alojados en el líquido del oído interno) que provocan el vértigo, pero suele recurrir con frecuencia, e interfiere en las actividades cotidianas de alrededor del 86% de las personas que lo padecen, haciendo que pierdan días de trabajo.

Los suplementos redujeron la tasa de recurrencia del vértigo

Los investigadores analizaron a 957 personas en Corea que presentaban este tipo de vértigo y habían sido tratadas con éxito mediante movimientos de la cabeza. Se dividió a los participantes en dos grupos: el de intervención y el de observación. Al inicio del estudio se midieron los niveles de vitamina D a las 445 personas del grupo de intervención, y a las 348 personas que tenían unos niveles inferiores a 20 ng/mL les administraron suplementos de 400 unidades internacionales de vitamina D y de 500 miligramos de calcio dos veces al día, mientras que aquellos que presentaban niveles de vitamina D iguales o mayores a 20 ng/mL no tomaron suplementos.

En las personas con niveles de vitamina D inferiores a 10 ng/mL al inicio del estudio se observó un 45% de reducción en la tasa de recurrencia anual del vértigo

En cuanto a los 512 individuos del grupo de observación no se les midieron los niveles de vitamina D ni se les ofrecieron suplementos. Aquellos del grupo de intervención que tomaron los suplementos tuvieron una tasa menor de recurrencia de los episodios de vértigo después de una media de un año, en comparación con los del grupo de observación. Así, las personas que tomaron suplementos tuvieron una tasa de recurrencia promedio de 0,83 veces por persona y año, comparada con 1,10 veces por persona y año para aquellos del grupo de observación, o una reducción del 24% en la tasa de recurrencia anual.

Esto significa que los individuos con un mayor déficit de vitamina D al inicio del estudio fueron los que obtuvieron los mayores beneficios con la toma de suplementos. De hecho, en los que al principio tenían niveles de vitamina D inferiores a 10 ng/mL se observó un 45% de reducción en la tasa de recurrencia anual, mientras que en aquellos cuyos niveles al inicio del estudio se encontraban entre 10 y 20 ng/mL solo se apreció un 14% de reducción. Un total del 38% de las personas del grupo de intervención experimentaron otro episodio de vértigo, en comparación con el 47% de los individuos del grupo de observación.

Una terapia barata y de bajo riesgo como la ingesta de pastillas de vitamina D y calcio puede ser efectiva para prevenir el vértigo

Ji-Soo Kim, del Colegio de Medicina de la Seoul National University en Corea, ha explicado que los resultados obtenidos son muy interesantes porque hasta ahora el principal tratamiento del vértigo postural paroxístico benigno ha consistido en ir al médico para que este llevara a cabo los movimientos de cabeza recomendados, mientras que su trabajo sugiere que una terapia barata y de bajo riesgo como la ingesta de pastillas de vitamina D y calcio puede ser efectiva para prevenir este trastorno común y con frecuencia recurrente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD