PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

La depresión se debe vigilar en embarazo y posparto

Expertos recomiendan el cribado de la depresión durante el embarazo y el posparto porque la detección y el tratamiento precoz reducen la morbilidad clínica y evitan perjuicios para el feto o el recién nacido.
La depresión se debe vigilar en embarazo y posparto

No tratar la depresión de la mujer durante el embarazo puede perjudicar al futuro bebé.

09 de Febrero de 2016

El cribado de la depresión durante el embarazo y el posparto, de forma que la enfermedad se detecte precozmente para instaurar un tratamiento y seguimiento adecuados, ha sido recomendado por el Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos (USPSTF) de Estados Unidos. Se trata de la primera vez que se emite una recomendación para vigilar el estado mental de las mujeres durante el embarazo o el puerperio.

La depresión es una de las principales causas de discapacidad en mayores de 15 años, y hay evidencias científicas de que este trastorno mental es más frecuente de lo que se creía tanto durante la gestación como en los meses posteriores al parto; de hecho, lo que se conoce como depresión posparto podría iniciarse mucho antes de dar a luz.

No tratar este problema de salud, según recogen en su informe los expertos del USPSTF, puede tener un efecto perjudicial sobre el bienestar de los bebés. Estos especialistas han revisado las evidencias científicas disponibles y han comprobado que el cribado permite identificar eficazmente a las personas adultas con depresión en Atención Primaria, incluyendo a mujeres embarazadas o puérperas, y que combinar el diagnóstico de la enfermedad con sistemas de apoyo apropiados contribuye a reducir o remitir los síntomas de la depresión en estos pacientes.

El tratamiento de la depresión en mujeres embarazadas o en periodo de posparto mediante terapia cognitivo conductual ha demostrado su eficacia para reducir la morbilidad clínica

El tratamiento de la depresión con fármacos antidepresivos, psicoterapia, o la combinación de ambos, en los pacientes en los que se ha detectado el trastorno mediante el cribado en Atención Primaria, ha demostrado su eficacia para disminuir la morbilidad clínica, mientras que en el caso de las mujeres embarazadas o en periodo de posparto, la terapia cognitivo conductual (TCC) ha mejorado sus resultados clínicos.

El grupo de expertos ha señalado que si los resultados del cribado son positivos se debe remitir a la paciente para realizarle un examen adicional que determine la gravedad del trastorno y los problemas psicológicos que puede acarrear, y explican que debido a los potenciales daños para el feto o el recién nacido de algunos antidepresivos, los médicos deben considerar las intervenciones de asesoramiento basadas en la evidencia en el abordaje de la depresión en mujeres embarazadas o lactantes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''