160 fármacos ya existentes podrían ser eficaces contra el COVID-19

La Universidad de Cambridge ha creado un mapa de proteínas involucradas en el COVID-19 y ha encontrado 200 fármacos que podrían reutilizarse contra la infección, 40 de ellos ya están siendo probados en ensayos clínicos.
Escrito por: Natalia Castejón

02/07/2021

160 fármacos eficaces contra el COVID

Cuando se produce un contagio por el SARS-CoV-2, responsable del COVID-19, son unas proteínas las que ayudan al virus a entrar en la célula y comenzar la expansión de la infección. Un grupo de investigadores del Milner Therapeutics Institute y de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) han conseguido crear un mapa completo de estas proteínas y han encontrado 160 medicamentos ya existentes en el mercado y por tanto aprobados que podrían ser eficaces contra la enfermedad.

Esto se ha realizado gracias a la combinación de biología computacional, al aprendizaje automático y a los enfoques de la inteligencia artificial que ha podido identificar las proteínas clave de la infección, que podrían ser usadas como vías biológicas y como posibles objetivos de medicamentos.

La sulfasalazina, un medicamento para la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn, y el proguanil, para la malaria, reducían la replicación viral del SARS-CoV-2

La investigación, que se ha dado a conocer en la revista Sciences Advances, se basó en una pantalla virtual de casi 2.000 medicamentos ya aprobados e identificó 200 que podrían resultar eficaces contra el COVID-19, de los cuales 40 ya se encuentran en ensayos clínicos que respaldan este enfoque contra la enfermedad que ha causado una pandemia.

Dos fármacos especialmente eficaces contra el coronavirus

Los investigadores han probado un subconjunto de los fármacos implicados en la replicación del virus y encontraron que dos de ellos eran capaces de inhibir el virus. Concretamente la sulfasalazina, un fármaco para tratar la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn, y el proguanil, enfocado a la malaria, demostraron ser capaz de reducir la replicación viral del SARS-CoV-2 en las células de las pruebas, lo que supone una esperanza para prevenir y tratar el COVID-19.

Tony Kouzarides, director del estudio, ha explicado que “al observar de manera generalizada las miles de proteínas que desempeñan algún papel en la infección por SARS-CoV-2, ya sea de forma activa o como consecuencia de infecciones, hemos podido crear una red descubriendo la relación entre estas proteínas. Luego utilizamos las últimas técnicas de aprendizaje automático y modelado por computadora para identificar 200 medicamentos aprobados que podrían ayudarnos a tratar el COVID-19. De estos, 160 no se habían relacionado con esta infección antes. Esto podría darnos muchas más armas en nuestro arsenal para luchar contra el virus”.

El siguiente paso fue clasificar los fármacos según su función en la infección: los que dirigían la replicación viral o los que generaban la respuesta inmune, todo ello mediante el análisis de las redes neuronales artificiales. Después tomaron un subconjunto de los relacionados con la replicación del virus y los probaron utilizando líneas celulares derivadas de humanos y primates. Esto podría ser un gran descubrimiento, especialmente tras el origen de nuevas variantes del coronavirus y por si surgiesen patógenos nuevos que pudiesen provocar futuras pandemias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD