PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

La primavera será moderadamente intensa para los alérgicos al polen

Los alérgicos al polen se enfrentan a una primavera en la que las concentraciones de pólenes de gramíneas serán algo más elevadas en algunas zonas de España, debido al frío y las lluvias del invierno.
Escrito por: Eva Salabert

22/03/2018

Chica con alergia al polen propio de la primavera

La contaminación atmosférica y el cambio climático han provocado que aumente la prevalencia de la alergia.

Se estima que en España hay ocho millones de personas alérgicas al polen, una afección que se espera que esta primavera sea de intensidad moderada, aunque con diferencias según la zona geográfica, ya que mientras que, por ejemplo, en Canarias se prevé que la concentración de pólenes de gramíneas sea muy leve (menos de 1.000 granos/m3), y que sea leve en la costa mediterránea (menos de 4.000 granos/m3), en el centro y el suroeste de la península los alérgicos se enfrentarán a una primavera moderada (entre 4.000 y 6.000 granos m3), aunque algo más intensa que la del año pasado.

El crecimiento de las plantas, incluidos los cipreses y las arizónicas, se ha retrasado a causa del frío del invierno, y también la polinización se ha retardado, por lo que los síntomas de la alergia se manifestarán cuando finalicen las lluvias. Ángel Moral, presidente del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), afirma que la peor situación para los alérgicos es la unión de temperaturas suaves y escasez de lluvias, porque si llueve el polen se humedece y cae al suelo.

La peor situación para los alérgicos es la unión de temperaturas suaves y escasez de lluvias, porque si llueve el polen se humedece y cae al suelo

El número de personas alérgicas al polen va en aumento

Si las temperaturas son elevadas, las gramíneas se secan, pero, en caso contrario, la polinización se puede prolongar unos dos meses y causar más problemas. Además, la contaminación atmosférica y el cambio climático han provocado que aumente la prevalencia de la alergia y, según los expertos de la SEAIC, en la última década en nuestro país se ha multiplicado por dos el porcentaje de alérgicos a los pólenes más alergénicos como las gramíneas –que han pasado del 35 al 74%–, el olivo (del 30 al 52%), la arizónica (del 9 al 23%), y el plátano de sombra y la salsola (del 7 al 14%).

Desde la SEAIC se recomienda a la población alérgica que consulte al médico alergólogo cuál es el tratamiento más indicado en su caso, y que se vacunen, ya que está comprobado que la inmunoterapia reduce significativamente los problemas derivados de las alergias respiratorias, y reduce tanto las bajas laborables y la pérdida de calidad de vida de los afectados, como el gasto en medicamentos para controlar los síntomas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD