Hallan cómo el COVID puede causar una demencia similar al alzhéimer

Descubren que el COVID-19 podría conducir a una demencia similar a la del alzhéimer porque el SARS-CoV-2 puede influir en las vías implicadas en la neuroinflamación y el daño microvascular del cerebro que causan deterioro cognitivo.
Escrito por: Eva Salabert

11/06/2021

Cómo el COVID puede causar demencia

Científicos de la Cleveland Clinic han descubierto una asociación entre el COVID-19 y cambios en el cerebro que pueden conducir a un tipo de demencia similar al alzhéimer. Los hallazgos de su trabajo se han publicado en Alzheimer’s Research & Therapy e indican que el COVID-19 puede producir alteraciones cerebrales que coinciden con los cambios que provoca en este órgano la enfermedad de Alzheimer y pueden ayudar a manejar este riesgo y a desarrollar estrategias terapéuticas para abordar el deterioro cognitivo asociado al COVID.

Cada vez se dispone de más información sobre las complicaciones neurológicas en los pacientes con COVID-19 y sobre el COVID persistente en personas cuyos síntomas perduran tras superar la infección, que sugiere que el SARS-CoV-2 puede tener efectos a largo plazo sobre las funciones cerebrales. Sin embargo, todavía se desconoce de qué forma el coronavirus conduce a problemas neurológicos.

“Identificar cómo están relacionados el COVID-19 y los problemas neurológicos será clave para desarrollar estrategias preventivas y terapéuticas para abordarlos”

El Dr. Feixiong Cheng, investigador del Instituto de Medicina Genómica de la Cleveland Clinic y principal autor del estudio ha afirmado que “mientras algunos estudios sugieren que el SARS-CoV-2 infecta las células del cerebro directamente, otros no encuentran señales del virus en el cerebro”. Y añade que “identificar cómo están relacionados el COVID-19 y los problemas neurológicos será clave para desarrollar estrategias preventivas y terapéuticas para abordar los déficits neurocognitivos que esperamos ver en un futuro próximo”.

Relación entre el coronavirus y enfermedades neurológicas graves

Los investigadores aprovecharon la inteligencia artificial para utilizar datos registrados de pacientes con alzhéimer y COVID-19. Midieron las similitudes entre los genes/proteínas del SARS-CoV-2 y los asociados con enfermedades neurológicas graves en las que estas aproximaciones sugieren que existe una relación o que comparten vías patológicas. Los investigadores también analizaron los factores genéticos que permiten que el SARS-CoV-2 infecte tejidos y células cerebrales.

Aunque encontraron pocas evidencias de que el coronavirus ataque directamente al cerebro, descubrieron una estrecha relación entre el virus y los genes y proteínas asociados con enfermedades neurológicas graves, especialmente el alzhéimer, señalando vías por las que el COVID-19 podría conducir a una demencia similar a la de la enfermedad de Alzheimer. Para averiguar más sobre ello investigaron las asociaciones potenciales entre el COVID-19 y la neuroinflamación y el daño microvascular en el cerebro, que son característicos del alzhéimer.

“El coronavirus puede tener un grave impacto sobre genes o vías involucrados en la neuroinflamación y el daño microvascular del cerebro que provocan el deterioro cognitivo asociado al alzhéimer”

El Dr. Cheng ha explicado que descubrieron que “la infección por SARS-CoV-2 alteraba significativamente los marcadores de alzhéimer implicados en la inflamación cerebral y que ciertos factores de la infección viral estaban expresados de forma elevada en las células de la barrera hematoencefálica”. “Estos hallazgos –continúa– indican que el virus puede tener un grave impacto sobre genes o vías involucrados en la neuroinflamación y el daño microvascular del cerebro que provocan el deterioro cognitivo asociado al alzhéimer”.

Estos científicos también encontraron que los individuos con el alelo APOE/E4, el mayor factor de riesgo genético para desarrollar alzhéimer, presentaban una reducción en la expresión de los genes de defensa antiviral, lo que podría hacer a estos pacientes más susceptibles a contraer COVID-19.

Actualmente, el Dr. Cheng y su equipo están trabajando para identificar biomarcadores viables y nuevos objetivos terapéuticos para tratar los problemas neurológicos que afectan a los pacientes con COVID persistente utilizando para ello técnicas médicas de vanguardia y tecnologías de inteligencia artificial.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD