PUBLICIDAD

Cada día un millón de personas en el mundo adquieren una ITS

La OMS advierte que cada día un millón de personas de entre 15 y 49 años contraen una infección de transmisión sexual –como clamidia, gonorrea, tricomoniasis o sífilis–, que puede tener efectos graves y crónicos para su salud.
Escrito por: Natalia Castejón

07/06/2019

Persona utilizando un preservativo para evitar una ITS

La incidencia de las infecciones de transmisión sexual (ITS) está aumentando y ya se dan un millón de casos nuevos cada día en todo el mundo. Esta ha sido la advertencia que ha lanzado la Organización Mundial de la Salud (OMS) para alertar del peligro de estas infecciones, que pueden tener consecuencias muy negativas, desde problemas de salud graves y crónicos, hasta alteraciones en el desarrollo fetal o la muerte del bebé si la afectada es una embarazada.

Según los últimos datos de la OMS, cada año se producen unos 376 millones de nuevos casos de las cuatro infecciones más comunes: sífilis, clamidia, gonorrea y tricomoniasis, entre personas de 15 a 49 años. Concretamente, en el año 2016 hubo 156 millones de diagnósticos de tricomoniasis, 127 millones de clamidia, 87 millones de infecciones por gonorrea y 6,3 millones por sífilis.

200 000 fetos y bebés recién nacidos fallecieron en 2016 por la infección por sífilis en sus madres

Estas enfermedades de transmisión sexual (ETS) preocupan a los profesionales sanitarios, pues aunque se dispone de medicación eficaz para tratarlas, si no se visita a un médico pueden derivar en efectos crónicos y en graves problemas de salud, como trastornos cardiovasculares o neurológicos, embarazo ectópico, más riesgo de VIH, infertilidad, o muerte fetal. De hecho, unas 200 000 muertes de fetos y neonatos en 2016 se debieron a infecciones por sífilis en sus madres.

Aumenta la resistencia de las ETS a los tratamientos

La principal manera de contagio de las ETS es la actividad sexual, ya sea oral, vaginal o anal, y algunas de ellas, como la gonorrea, la clamidia y la sífilis, también pueden transmitirse al feto durante el embarazo o el parto. Además, la sífilis también es transmisible a través del contacto con sangre de los afectados, como puede ser una herida, transfusiones, o el uso de drogas inyectables compartidas.

Los expertos han declarado que existe una amenaza que está en aumento, y es que los agentes microbianos se están volviendo cada vez más inmunes a los tratamientos contra ellos. La OMS ha alertado de que la resistencia a estos fármacos para la gonorrea, sífilis y clamidia podría provocar que el día de mañana no exista una cura para estas infecciones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD