PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

Asocian la esteatosis hepática con reducción del volumen cerebral

Un nuevo estudio ha encontrado una asociación entre la esteatosis hepática no alcohólica (hígado graso) y una disminución del volumen del cerebro, que se traduce en deterioro cognitivo y menor actividad cerebral.

14/12/2017

Esteatosis hepática

Los pacientes con esteatosis hepática no alcohólica tienen un volumen cerebral que corresponde a 4,2 años más de envejecimiento de este órgano.

La grasa que se acumula en el hígado puede acelerar el deterioro del cerebro asociado a la edad, según los resultados de una investigación que indican que los pacientes con esteatosis hepática no alcohólica tienen un menor volumen cerebral, que se corresponde con 4,2 años más de envejecimiento de este órgano en el caso de las personas con edades comprendidas entre los 60 años y principios de los 70, y de 7,3 años de envejecimiento en el caso de individuos menores de 60 años.

El estudio que ha encontrado esta relación ha sido realizado por investigadores de la School of Public Health de la Universidad de Haifa, en Israel, y se ha publicado en JAMA Neurology. Según sus autores, en otros trabajos se había demostrado que las personas con enfermedad de hígado graso no alcohólico presentaban un deterioro cognitivo y una reducción de la actividad del cerebro en comparación con individuos sanos.

El cerebro de los pacientes con hígado graso presentaba un mayor envejecimiento que el de sus coetáneos sin esta enfermedad

Decidieron buscar las causas de estos efectos de la enfermedad, y para ello emplearon imágenes de resonancia magnética con el objetivo de medir el volumen cerebral de 766 varones y mujeres de mediana edad, y examinaron también sus hígados mediante tomografías computarizadas del abdomen, que revelaron que el 18% de los voluntarios padecían esteatosis hepática.

Mayor envejecimiento del cerebro en los pacientes con hígado graso

Tras ajustar los factores de riesgo conocido para el envejecimiento del cerebro, como diabetes, consumo de alcohol y tabaco, niveles de lípidos en sangre, sedentarismo, patologías cardíacas, y menopausia en las mujeres, los investigadores observaron que el hígado graso se asociaba con un volumen cerebral significativamente menor, y que incluso en los pacientes con 75 años o más, esta reducción equivalía a un año y medio más de envejecimiento del cerebro en comparación con los individuos sin la enfermedad.

Galit Weinstein, la autora principal de la investigación, ha explicado que no encontraron asociaciones entre la esteatosis hepática no alcohólica y otras manifestaciones de daño cerebral o accidente cerebrovascular, y ha añadido que aunque falta comprobar si la buena salud del hígado podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, es conveniente prevenir y mejorar la enfermedad de hígado graso con hábitos saludables como una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD