Tomar este antibiótico tras el sexo podría ayudar a frenar tres ETS

Un estudio ha descubierto que tomar doxiciclina, un antibiótico, después de mantener relaciones sexuales sin preservativo podría reducir el riesgo de tres enfermedades de transmisión sexual (ETS) comunes: la clamidia, la gonorrea y la sífilis.
Escrito por: Natalia Castejón

28/07/2022

Antibiótico tras el sexo podría ayudar a frenar tres ETS

Practicar sexo sin usar preservativo aumenta el riesgo de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS), sin embargo, un estudio presentado en la 24º Conferencia Internacional sobre el Sida en Montreal (Canadá) sugiere que tomar un antibiótico después de mantener relaciones sexuales sin protección podría reducir las tasas de gonorrea, clamidia y sífilis.

PUBLICIDAD

La investigación se ha llevado a cabo con la doxiciclina, un antibiótico pariente de la tetraciclina que se usa para tratar y prevenir el acné, la enfermedad de Lyme y la malaria en los viajeros. Además, ha demostrado tener pocos efectos secundarios, como mayor sensibilidad a la luz solar o malestar estomacal.

Para este trabajo se ha analizado a 544 personas, la mayoría de ellos hombres que tenían sexo con hombres, pero también mujeres transgénero y personas de género diverso de San Francisco y Seattle (EE.UU.), todos ellos considerados como grupo de alto riesgo frente a infecciones de transmisión sexual (ITS).

200 mg de doxiciclina redujo las tasas de gonorrea y clamidia

Algunos de los participantes estaban tomando profilaxis previa a la exposición (PrEP) contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), mientras que otros eran portadores de VIH. La investigación consistió en que dos tercios de los individuos debían tomar el fármaco antes de las 72 horas posteriores a las relaciones sexuales sin preservativo, el resto recibieron pruebas y tratamiento estándar de ITS.

La doxiciclina redujo en un 62% la incidencia de las ETS en aquellos con VIH, y hasta en un 66% en el grupo que tomaban la PrEP para el VIH

Los resultados mostraron que 200 mg del fármaco fue capaz de reducir las tasas de gonorrea y clamidia en más del 60% de los hombres que tenían sexo con hombres, y también demostró ser muy eficaz contra la sífilis, aunque no se pudieron sacar datos concluyentes porque hubo pocos casos entre los participantes.

PUBLICIDAD

En cuanto al perfil de los participantes, la doxiciclina redujo en un 62% la incidencia de las ETS en aquellos con VIH, y hasta en un 66% en el grupo que tomaban la PrEP para el VIH. Además, los efectos secundarios que notificaron los participantes fueron leves y los niveles de adherencia se mantuvieron altos.

Estos hallazgos son muy importantes, ya que el uso de preservativos se ha reducido considerablemente gracias a las pastillas de PrEP al VIH, y este tipo de prevención podría ser una manera de reducir las tasas de enfermedades de transmisión sexual, que cada vez van más en aumento.

“En este momento los datos respaldan el tratamiento como una intervención dirigida a los grupos de alto riesgo que tienen una alta prevalencia de ETS, no en todos”, explica Annie Luetkemeyer, principal autora del estudio. No obstante, hay quienes piensan que este tipo de profilaxis podría no ser buena idea, pues tomar de manera continuada estos fármacos puede acabar desarrollando resistencia a los antibióticos, por ello, instan a que se realicen más trabajos que ayuden a comprender mejor el impacto de la doxiciclina a largo plazo.

PUBLICIDAD

Actualizado: 28 de julio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD