Los síntomas neurológicos del COVID-19 pueden aparecer los primeros

El COVID-19 afecta a todo el sistema nervioso y síntomas neurológicos como dolor de cabeza, mareos, pérdida de concentración, alteraciones en gusto y olfato, debilidad, dolor muscular…, pueden aparecer antes que tos y fiebre.
Escrito por: Eva Salabert

12/06/2020

Síntomas neurológicos del COVID-19

El COVID-19 constituye una amenaza para el sistema nervioso en su totalidad, y alrededor de la mitad de los pacientes hospitalizados a causa de esta enfermedad infecciosa ha experimentado síntomas de tipo neurológico que incluyen dolor de cabeza, mareos, una disminución del estado de alerta, dificultades de concentración, alteraciones en el olfato y el gusto, convulsiones, debilidad y dolor muscular, e incluso accidente cerebrovascular, y que pueden ser, además, los primeros en aparecer, antes de otros síntomas como la fiebre y la tos.

Estas son las conclusiones de un estudio de la Northwestern Medicine que ha realizado una revisión de la evidencia científica disponible hasta ahora sobre este tipo de manifestaciones neurológicas, que se ha publicado en Annals of Neurology. La revisión describe las diferentes manifestaciones neurológicas que puede provocar la infección por coronavirus y cómo diagnosticarlas, así como los posibles mecanismos patogénicos involucrados en su aparición.

La infección por coronavirus puede afectar a todo el sistema nervioso

La enfermedad provocada por el SARS-CoV-2 puede afectar a todo el sistema nervioso, incluyendo el cerebro, la médula espinal, los nervios y los músculos, y puede causar disfunción neurológica de diferentes maneras, explica el Dr. Igor Koralnik, jefe de enfermedades neuro-infecciosas y neurología en la Northwestern Medicine y profesor de neurología en la Northwestern University Feinberg School of Medicine, que añade que debido a que la infección puede afectar a numerosos órganos –pulmones, riñones, corazón– el cerebro también puede padecer una falta de oxigenación o trastornos de coagulación que desencadenen ictus isquémicos o hemorrágicos.

La infección por coronavirus puede afectar a todo el sistema nervioso –cerebro, médula espinal, nervios y músculos– y causar disfunción neurológica de diferentes maneras

El virus también puede provocar directamente una infección del cerebro y las meninges y, además, la respuesta del sistema inmune a la infección puede causar inflamación y dañar el cerebro y los nervios. Koralnik afirma que es muy importante que tanto la población general como los profesionales médicos estén atentos a este tipo de alteraciones porque los síntomas neurológicos podrían ser los primeros en manifestarse, antes que la fiebre, la tos o los problemas respiratorios, y tenerlo en cuenta permite un adecuado manejo y tratamiento de los pacientes.

Los síntomas neurológicos podrían ser los primeros en manifestarse, antes que la fiebre, la tos o los problemas respiratorios

Este especialista y sus colegas han formado un equipo de investigación Neuro-COVID y han comenzado a llevar a cabo análisis retrospectivos de todos los pacientes con COVID-19 hospitalizados en Northwestern Medicine para determinar la frecuencia y el tipo de complicaciones neurológicas que han experimentado, así como su respuesta al tratamiento.

El conocimiento actual sobre las consecuencias a largo plazo de las manifestaciones neurológicas de la enfermedad por coronavirus es todavía muy limitado, por lo que estos científicos también realizarán un seguimiento de algunos de estos pacientes para comprobar si los problemas neurológicos son temporales o permanentes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD