Un esperanzador nuevo fármaco biológico, eficaz para tratar el lupus

La combinación del fármaco biológico anifrolumab con el tratamiento estándar del lupus logra reducir la actividad de la enfermedad y el número de brotes en pacientes sin afectación renal, mejorando las lesiones cutáneas.
Escrito por: Eva Salabert

20/12/2019

Nuevo fármaco para tratar el lupus

Un ensayo clínico ha demostrado que combinar el anticuerpo monoclonal anifrolumab con el tratamiento estándar es más eficaz que esta terapia y placebo en los pacientes con lupus eritematoso sistémico sin afectación renal. El medicamento, que se administró por vía intravenosa durante 48 semanas (una vez cada cuatro semanas) fue superior al placebo en la reducción de la actividad asociada a la enfermedad en varios órganos.

Los esperanzadores resultados del estudio, que se ha publicado en The New England Journal of Medicine (NEJM), mostraron una mejora de las lesiones cutáneas lúpicas y una disminución en el número de brotes anuales que sufrieron los pacientes tratados, que además necesitaron menos dosis de corticoides, que son la base del tratamiento del lupus en la actualidad junto a los fármacos inmunomoduladores.

Aproximadamente un 10% de los pacientes con lupus que siguen un tratamiento podrían necesitar una terapia adicional en momentos puntuales

Si se confirman los buenos resultados obtenidos con anifrolumab se podría convertir en el segundo medicamento aprobado para tratar esta enfermedad autoinmune –el primero fue belimumab, que se emplea en la práctica clínica desde hace alrededor de una década–. Aunque en la actualidad hay más ensayos en marcha para evaluar la seguridad y eficacia de otras moléculas que podrían convertirse en nuevas opciones terapéuticas.

Una nueva alternativa terapéutica para los pacientes con lupus

José María Pego Reinosa, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología, y uno de los autores de la investigación, afirma que aproximadamente un 10% de los pacientes con lupus que se encuentran en tratamiento podrían necesitar una terapia adicional en momentos puntuales, que se les puede ofrecer con este medicamento, y añade que, aunque habría que decidir cuánto tiempo mantenerla, en principio sería a medio o largo plazo.

Anifrolumab es un anticuerpo monoclonal, según explica Benjamín Fernández, jefe de Servicio de Reumatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que actúa sobre el receptor del interferón tipo I, que se asocia a la enfermedad y cuyos niveles están elevados en la sangre de los pacientes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD