PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Un fármaco experimental reduce los sofocos menopáusicos

Los sofocos menopáusicos podrían reducirse significativamente sin necesidad de administrar estrógenos, gracias a un nuevo fármaco en fase experimental que es capaz de bloquear la acción de la neuroquinina B.
Mujer menopaúsica con sofocos

Hasta ahora el tratamiento más usado era la terapia hormonal sustitutiva.

27 de Abril de 2017

Los sofocos menopáusicos afectan al 70% de las mujeres que se encuentran en esa etapa vital, repercutiendo gravemente en su bienestar físico, psicológico, y sexual. Para paliar sus efectos, la terapia hormonal es eficaz, pero no está exenta de riesgos, como el aumento de las probabilidades de padecer cáncer de mama, por lo que los investigadores tratan de hallar una solución farmacológica más amable y con menos efectos secundarios.

Un reciente estudio en fase II llevado a cabo en Reino Unido por la Imperial College de Londres, y que acaba de ser publicado en la prestigiosa revista The Lancet, indica una reducción significativa de los sofocos de la menopausia en las mujeres que tomaron un fármaco experimental antagonista del receptor de neuroquinina 3, llamado MLE4901.

La frecuencia de los sofocos menopáusicos disminuyó un 73% en las mujeres que probaron el fármaco experimental desarrollado por la Imperial College de Londres

El ensayo fue diseñado como un estudio cruzado controlado con placebo, por lo que las participantes (28 mujeres voluntarias, con edades comprendidas entre los 40 y los 62 años, que tenían siete o más sofocos por día) tomaron el medicamento por vía oral durante cuatro semanas seguido de placebo, o placebo seguido por el fármaco de prueba. A continuación, llevaron a cabo sus propios controles acerca de su estado de salud.

El equipo de investigación que realizó el estudio observó que las mujeres experimentaron una disminución del 73% en la frecuencia de los síntomas comparado con los niveles basales cuando tomaron el fármaco. Mientras que durante el periodo en el que tomaron las píldoras de placebo experimentaron una reducción de los síntomas menopáusicos mucho menor: tan solo del 28%.

El medicamento ahora debe ser probado en un estudio más amplio, ya que la muestra es demasiado pequeña para poder hacer una valoración real de su impacto, pero los investigadores se muestran esperanzados, y se espera que el tratamiento con MLE4901 pueda llegar a convertirse en un futuro próximo en la terapia que reemplace al actual tratamiento hormonal basado en la administración de estrógenos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD