PUBLICIDAD

El coronavirus no es una pandemia y aún puede frenarse, según la OMS

El coronavirus sigue extendiéndose por el mundo y se cobra ya cerca de 500 muertes, aunque según la OMS no se trata de una pandemia, sino de una epidemia con múltiples focos. Los investigadores buscan a contrarreloj fármacos que frenen la infección.
Escrito por: Caridad Ruiz

05/02/2020

Frenar la pandemia de coronavirus nCoV

La Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo que pertenece a la ONU, se ha fijado como objetivo evitar que la enfermedad provocada por el coronavirus de Wuhan se propague aún más, y cree se está a tiempo, aunque sus responsables reconocen que no es una tarea sencilla. Y es que, según sus máximos dirigentes, el número relativamente pequeño de casos fuera de China abre una “ventana de oportunidad” para evitar que este brote se convierta en una crisis global más amplia”. Con ese objetivo, se están multiplicando los esfuerzos a nivel mundial en la búsqueda una vacuna que evite que más personas se contagien, o de fármacos que curen la infección. Estas son ahora mismo las dos prioridades en la lucha contra el 2019-nCoV. 

A 5 de febrero, según el Ministerio de Salud de China, el número de infectados confirmados en este país es de 24.363, con una cifra de muertos que asciende a 490. El 80% de los casos pertenecen a la provincia de Hubei, de la que es capital Wuhan, la ciudad donde se inició el brote. Para la OMS, estas cifras no son motivo suficiente para considerar el coronavirus como una pandemia, dado que fuera de China hay tan solo 191 casos de 2019-nCoV, diseminados en 25 países, en los que se contabiliza una muerte, en Filipinas. “De ellos, 31 casos son en personas sin antecedentes de viaje a China, pero todos son contactos cercanos de un caso confirmado o de alguien de Wuhan", ha aclarado Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director-General de la OMS.

Así, Sylvie Briand, directora del área de preparación para urgencias infecciosas de la OMS ha precisado que “actualmente no estamos en una pandemia. Es una epidemia con múltiples focos e intentaremos frenar la transmisión en cada uno de esos focos”.

Por ahora, no se ha reportado ningún contagio ni en África ni en Latinoamérica. Pero la mayor preocupación de la OMS es la posibilidad de propagación del nuevo coronavirus en países con sistemas de salud más débiles y que carecen de la capacidad de detectar o diagnosticar el 2019-nCoV. Precisamente, en esa cruzada, la Fundación Bill Gates acaba de anunciar la cesión de 100 millones de dólares en fondos para financiar la mejora de los esfuerzos de detección, aislamiento y tratamiento; con el fin de proteger a las poblaciones en riesgo en África y el sur de Asia; y acelerar el desarrollo de vacunas, medicamentos y diagnósticos.

En la misma línea, el líder de la OMS ha solicitado apoyo urgente para proteger a los países vulnerables del brote, para lo cual, la organización estima que se necesitan al menos 675 millones de dólares para coordinar un nuevo plan global de preparación y respuesta al coronavirus.

Avances en la búsqueda de fármacos para frenar el coronavirus

La investigación es el otro frente en el que se lucha contra el  2019-nCoV. La Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA) ha pedido a los laboratorios que buscan fármacos o vacunas para hacer frente al virus que compartan sus investigaciones sobre métodos para diagnosticar la enfermedad y posibles fármacos, tanto de inmunoterapia como curativos, que podrían ser útiles para detener el coronavirus chino.

En este sentido, el más prometedor por ahora parece ser el remdesivir, de Gilead. En la revista Cell Research se ha publicado un estudio que se ha llevado a cabo investigadores del Instituto de Virología de Wuhan, que evalúa la posible eficacia de varios fármacos antivirales: ribavirina, penciclovir, nitazoxanida, nafamostat, cloroquina, remdesivir y favipiravir. Concluyeron que remdesivir, un medicamento en experimentación para combatir el Ébola o el SARS, y la cloroquina, que se usa contra la malaria desde hace más de 80 años, son por ahora los más efectivos para inhibir in vitro este nuevo coronavirus. De hecho, han anunciado que remdesivir será probado en un ensayo clínico con 270 pacientes con una neumonía leve a moderada. Dado que este fármaco está en fase experimental, China ha tenido que solicitar una nueva patente a la compañía Gilead Sciences Inc. para acceder a él.

Por otro lado, la OMS continúa redoblando esfuerzos en su lucha por aunar datos de todos los países afectados, al tiempo que ha enviado medio millón de mascarillas; 40.000 respiradores; 350.000 pares de guantes; y casi 18.000 batas de aislamiento desde sus almacenes en Dubái y Accra a 24 países del globo. Así como 250.000 pruebas diagnósticas a más de 70 laboratorios de referencia a nivel mundial para facilitar la realización de pruebas más rápidas.

Pruebas de diagnóstico temprano para frenar la expansión

Precisamente, en la revista Radiology se ha publicado un informe con diferentes investigaciones. En una de ellas, científicos chinos han logrado describir características de las imágenes de tomografía computarizada (TC o TAC) del tórax en las que se pueden descubrir algunos signos en los pulmones que permiten la detección y diagnóstico temprano del coronavirus, lo que facilitaría el aislamiento del paciente para contener la infección. Desde el 18 de enero hasta el 27 de enero 21 pacientes ingresados en tres hospitales de tres provincias chinas con infección de coronavirus confirmadas por análisis clínico se sometieron a un TAC del tórax, y así encontraron que en ellos se visualizaban signos como las llamadas opacidades en vidrio esmerilado, pero que en cambio no se apreciaban otros como derrame pleural. No obstante, los investigadores señalan que su ausencia no implica que la persona esté libre del 2019-nCoV.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD