Hallan una variante genética ancestral que protege del COVID-19 grave

El análisis de los datos genéticos de individuos de diferentes ancestros ha permitido encontrar una variante genética específica que protege a sus portadores de desarrollar un COVID-19 grave cuando se infectan con el coronavirus.
Escrito por: Eva Salabert

14/01/2022

Variante genética protege de COVID grave

A lo largo de la pandemia los científicos han ido determinando los diversos factores de riesgo que hacían que una persona fuera más propensa a desarrollar un COVID-19 grave, entre ellos el envejecimiento y algunas patologías, como la obesidad o la diabetes, pero también la genética puede desempeñar un papel clave cuando nos infectamos con el coronavirus. Ahora, un metaanálisis internacional liderado por investigadores del Instituto Karolinska (Suecia) ha identificado una variante genética específica que protege contra el COVID-19 grave.

Estudios anteriores que se habían realizado sobre todo en personas de ascendencia europea habían descubierto que las portadoras de un segmento particular de ADN tienen un 20% menos riesgo de desarrollar un cuadro crítico a causa del COVID-19. Este segmento de ADN codifica genes en el sistema inmunológico y se hereda de los neandertales en alrededor de la mitad de todas las personas fuera de África.

PUBLICIDAD

Esta región del ADN, sin embargo, se encuentra llena de numerosas variantes genéticas, lo que hace más difícil identificar cuál es la variante protectora exacta que podría ser útil como objetivo para el tratamiento médico contra la infección grave por SARS-CoV-2. Los investigadores comprobaron que existe un haplotipo protector que reduce el riesgo de COVID-19 grave derivado de neandertales en la región cromosómica 12q24.13, que contiene una variante de empalme del gen OAS1. Analizando los datos de 20.779 pacientes hospitalizados demostraron que existe una asociación entre este gen y la gravedad de la enfermedad.

El estudio incluyó a personas de diferentes ascendencias

Los autores del trabajo, que se ha publicado en la revista Nature Genetics, seleccionaron a individuos que portaran solo partes de este segmento de ADN. Como la herencia neandertal se produjo después de la antigua migración fuera de África, estos científicos se centraron en individuos con ascendencia africana que carecen de la herencia de los neandertales y, por lo tanto, también de la mayoría de este segmento de ADN. Sin embargo, una pequeña parte de esta región de ADN es igual en personas de ascendencia africana y europea.

“Que estemos comenzando a comprender los factores de riesgo genéticos en detalle es clave para desarrollar nuevos medicamentos contra el COVID-19”

Analizaron los datos de 2.787 pacientes hospitalizados con COVID-19 de ascendencia africana y de 130.997 personas que formaban parte de un grupo de control de seis estudios de cohortes. El 80% de los individuos de ascendencia africana portaban la variante protectora. El resultado se comparó con un metaestudio anterior más grande de individuos de ascendencia europea. Al comprobar que las personas de ascendencia predominantemente africana disponían de la misma protección que las de ascendencia europea, pudieron identificar una variante genética específica de particular interés.

PUBLICIDAD

“El hecho de que las personas de ascendencia africana tuvieran la misma protección nos permitió identificar la variante única en el ADN que realmente protege de la infección por COVID-19”, ha declarado Jennifer Huffman, primera autora del estudio e investigadora del VA Boston Healthcare System en Estados Unidos.

Una ayuda para desarrollar nuevos fármacos contra el COVID

Los investigadores han explicado que la variante del gen protector (rs10774671-G) determina la longitud de la proteína codificada por el gen OAS1. Estudios anteriores han demostrado que la variante más larga de esta proteína es más eficaz para degradar el SARS-CoV-2, el virus responsable de la enfermedad COVID-19.

“Que estemos comenzando a comprender los factores de riesgo genéticos en detalle es clave para desarrollar nuevos medicamentos contra el COVID-19”, ha concluido el coautor Brent Richards, investigador principal del Instituto Lady Davis del Hospital General Judío y profesor de la Universidad McGill en Canadá.

PUBLICIDAD

Actualizado: 17 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD