Los test rápidos no detectarían el 30%-40% de los casos de COVID-19

Los test rápidos de antígenos podrían no detectar al 30% de los individuos con síntomas de COVID-19 y hasta el 40% de los asintomáticos, según una revisión de 64 estudios, que además ha identificado los modelos de test más precisos.
Escrito por: Natalia Castejón

25/03/2021

Test rápidos no detectan 40% asintomáticos

Los test rápidos detectan mejor los casos de COVID-19 que cursan con síntomas que los asintomáticos, y su precisión es muy distinta dependiendo de la marca comercial. Este ha sido el principal hallazgo de un estudio publicado en la revista Cochrane Database of Systematic Reviews llevado a cabo por la Universidad de Birminghan (Reino Unido) que ha medido la exactitud a la hora de diagnosticar el contagio con el virus SARS-CoV-2 de diferentes pruebas rápidas.

Los test rápidos tienen dos variantes: los de antígenos que tienen un formato similar al de un test de embarazo y detectan en unos 15 a 30 minutos las proteínas del virus en el organismo del paciente, y los moleculares, que identifican el material genético del SARS-CoV-2 con una serie de aparatos de sobremesa y  muestran los resultados entre 30 minutos y dos horas después de introducir la muestra.

La OMS indica que para que un test de antígenos sea considerado como alternativa a la PCR deberá detectar al menos el 80% de las personas con COVID-19

Esta evaluación se llevó a cabo gracias a 64 estudios que midieron la precisión de 24.087 test realizado en Europa y Estados Unidos que fueron contrastados mediante PCR. Los resultados mostraron que los test de antígenos identificaron al 72% de los casos de COVID-19 en personas con síntomas –un porcentaje que ascendió al 78% en los que se realizaron durante la primera semana desde el inicio de los síntomas–, y un 58% en las personas asintomáticas.

Abbott Panbio y SD Biosensor Standar Q los test más precisos

Por otro lado, estos test de antígenos descartaron la infección en el 99,5% de los no infectados pero que tenían síntomas similares a los de este tipo de coronavirus, y en el 98,9% de los no infectados que no presentaban síntomas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) es clara al respecto: para que un test se considere aceptable y pueda usarse como una alternativa a la PCR tiene que ser capaz de detectar al menos el 80% de las personas con infección, así como identificar correctamente al menos al 97% de los no infectados.

“Todas las pruebas de antígenos pasarán por alto a algunos infectados, por lo que es importante informar a las personas que reciben un resultado negativo de que aun así pueden estar infectadas”

Por tanto, en general, de cada 1.000 personas con síntomas en las que 50 tienen COVID-19 cabría esperar que aproximadamente 40 individuos podrían ser identificadas con test rápidos, y se pasarían por alto entre seis y 12 casos positivos, y entre cinco y nueve resultados positivos serían falsos positivos. Por ejemplo, dos de las marcas analizadas con mayor precisión fueron las de Abbott Panbio y SD Biosensor Standar Q, que identificaron correctamente entre el 75% y el 88% de los casos de COVID-19 con síntomas, y entre el 49% y el 69% en individuos sin síntomas.

“Nuestra revisión muestra que algunos test de antígenos pueden ser útiles en los entornos sanitarios en los que se sospecha la presencia de COVID-19 en personas con síntomas. Estas pruebas no parecen funcionar tan bien en personas sin síntomas. Confirmar un resultado positivo de un test rápido con una prueba PCR, especialmente cuando los casos de COVID-19 son bajos, puede ayudar a evitar una cuarentena innecesaria”, indica Jacqueline Dinnes, una de las autoras del estudio.

Y añade que “todas las pruebas de antígenos pasarán por alto a algunos infectados, por lo que es importante informar a las personas que reciben un resultado negativo de que aun así pueden estar infectadas”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD