Plasma de pacientes recuperados, una esperanza contra el coronavirus

El plasma hiperinmune de personas que han superado la infección por coronavirus SARS-CoV-2 podría convertirse en un tratamiento eficaz contra el COVID-19. La farmacéutica Grifols ha llegado a un acuerdo con la FDA para desarrollar esta terapia.
Escrito por: Eva Salabert

26/03/2020

Plasma como tratamiento contra el coronavirus

La compañía farmacéutica Grifols comenzará la recogida de plasma de individuos que se han recuperado de la infección por coronavirus con el objetivo de procesarlo y producir inmunoglobulinas hiperinmunes para tratar a pacientes con COVID-19. Para ello, la empresa ha alcanzado un acuerdo de colaboración con la autoridad estadounidense de Desarrollo e Investigación Biomédica Avanzada (BARDA), la Agencia Americana del Medicamento (FDA), y otros organismos federales de salud pública, en el que se incluye además la colaboración para desarrollar ensayos preclínicos y clínicos que permitan comprobar la eficacia de la terapia con inmunoglobulinas hiperinmunes anti-SARS-CoV-2 para tratar el COVID-19.

Para llevar a cabo este proyecto la farmacéutica va a utilizar su red de centros de donación, se encargará de examinar e identificar a los donantes que resulten aptos, y destinará sus instalaciones especialmente diseñadas y aisladas para enfermedades infecciosas en Clayton (Carolina del Norte, Estados Unidos) para producir las inmunoglobulinas hiperinmunes. Además, participará en todas las investigaciones necesarias para confirmar si estas sustancias son efectivas contra la infección activa y en nuevos brotes de patologías infecciosas.

Otras posibles estrategias terapéuticas contra el COVID-19

Pero el desarrollo de inmunoglobulinas hiperinmunes no es la única iniciativa anticoronavirus en la que está trabajando Grifols, sino que también aprovechará su experiencia y conocimiento para desarrollar otros potenciales tratamientos de la infección como las transfusiones directas de plasma procedente de pacientes recuperados, y empleará la tecnología de inactivación viral (con azul de metileno) para que la seguridad del plasma para transfusiones esté garantizada.

Grifols empleará la tecnología de inactivación viral (con azul de metileno) para que la seguridad del plasma para transfusiones esté garantizada

En España, Grifols trabaja en un ensayo clínico con plasma inactivado por azul de metileno de personas recuperadas de la infección, en colaboración con algunos centros de donación y hospitales públicos, y también colabora con algunos centros hospitalarios en el diseño de varios ensayos clínicos para utilizar algunos de los productos derivados del plasma, como las inmunoglobulinas intravenosas y alfa-1 antitripsina, con el objetivo de determinar su eficacia en el tratamiento del COVID-19.

Grifols también está adelantando el desarrollo y validación de una técnica diagnóstica basada en la tecnología propia TMA (amplificación mediada por transcripción), que tiene la capacidad de detectar el virus con una sensibilidad similar, o incluso superior, a la de las técnicas basadas en PCR (reacción en cadena de la polimerasa). El test se procesará en equipos automáticos, cada uno de los cuales es capaz de analizar más de 1.000 muestras cada día, y podría estar disponible en las próximas semanas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD