PUBLICIDAD

Sanidad evaluará en 4.000 mil sanitarios su riesgo de coronavirus

Sanidad promueve un ensayo clínico que evaluará a más de 4.000 profesionales sanitarios –desde médicos o enfermeros a farmacéuticos o técnicos de laboratorio– para analizar su riesgo a contraer el coronavirus y protegerles contra la infección.
Escrito por: Eva Salabert

08/04/2020

Riesgo de COVID-19 en sanitarios

Un ensayo clínico promovido por el Ministerio de Sanidad español que comenzará en breve evaluará el riesgo de desarrollar COVID-19 en 4.000 profesionales sanitarios de 62 hospitales situados en 13 comunidades autónomas. Se trata del primer estudio que tiene como objetivo prevenir la infección por coronavirus en estos profesionales que trabajan en primera línea para atender a los enfermos, según ha anunciado hoy el ministro Salvador Illa en la tercera Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso desde que comenzó la alerta por SARS-CoV-2.

Illa ha declarado que EPICOS (Ensayo Clínico para la Prevención de la Infección por Coronavirus en Sanitarios) es “el mayor ensayo clínico de estas características en Europa y uno de los más grandes del mundo en el que participarán, además de personal médico y de enfermería, celadores, farmacéuticos técnicos de radiología y laboratorio, es decir, una representación amplia de todas las profesiones que están actuando frente al virus en el ámbito hospitalario”.

El ensayo permitirá comparar la capacidad preventiva de la hidroxicloroquina, antirretrovirales que se usan para tratar la infección por VIH, y la combinación de ambos

Lo que se pretende con este estudio es evaluar el riesgo que tiene el personal sanitario de alto riesgo de nuestro país de desarrollar la infección sintomática por coronavirus y proteger a estos profesionales, así como a los pacientes a los que los sanitarios enfermos que estuvieran asintomáticos podrían contagiar el virus de modo inadvertido.

Durante el estudio se administrará a los participantes –de manera preventiva y aleatoria– uno o dos medicamentos que se compararán con un grupo placebo, de acuerdo a las directrices de la OMS y la comunidad científica. De esta forma será posible comparar la capacidad preventiva de tres terapias claves: hidroxicloroquina, antirretrovirales que se emplean para combatir la infección por VIH (emtricitabina/tenofovir disoproxilo) y la combinación de ambos. Este tratamiento preventivo se prolongará durante 12 semanas, aunque se harán análisis cada mes que evalúen la eficacia de cada opción. Está previsto que los primeros resultados del estudio se encuentren disponibles en solo cuatro semanas.

Nuevos proyectos para encontrar tratamientos anti-COVID-19

El ministro también ha destacado que a lo largo de esta semana y de forma conjunta con el Ministerio de Ciencia y a través del Instituto de Salud Carlos III, se ha aprobado financiar seis nuevos proyectos de investigación a través del Fondo COVID-19, que se unen a los dos primeros ya anunciados.

Cinco de estos proyectos están destinados a encontrar nuevos tratamientos para la prevención y en diferentes fases de la enfermedad, y el objetivo del sexto es confirmar la eficacia de un nuevo test de diagnóstico rápido con el que se podría reducir el tiempo de espera para conocer los resultados que requieren los PCR, y que se basan en una nanotecnología que permite el tintado en las muestras del paciente, lo que facilitaría y aceleraría la lectura de los resultados de la prueba.

Más estudios con personal sanitario: el PrEP_COVID

El Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Hospital Clínic han iniciado también dos nuevos estudios que contribuirán a proteger mejor al personal sanitario más expuesto, y a comprender mejor la epidemiología de la infección y su dinámica de transmisión: uno que evaluará la eficacia de un tratamiento preventivo en profesionales sanitarios especialmente expuestos al coronavirus, y otro para determinar la prevalencia de la infección por SARS-CoV-2 en personal sanitario.

El primer estudio –PrEP_COVID o tratamiento profiláctico anti-COVID-19– evaluará el uso de la hidroxicloroquina –un fármaco que se usaba para prevenir y tratar la malaria– como terapia preventiva contra la infección por SARS-CoV-2 COVID-19 en trabajadores de la sanidad que presenten un elevado riesgo de contagiarse.

Estos dos nuevos estudios contribuirán a proteger mejor al personal sanitario más expuesto, y a comprender mejor la epidemiología de la infección y su dinámica de transmisión

En este ensayo clínico aleatorio y controlado participarán 440 profesionales sanitarios del Hospital Clínic, y además de comprobar la efectividad de la hidroxicloroquina como tratamiento profiláctico, se evaluarán factores clínicos, analíticos y microbiológicos predictores de infección, así como la transmisión del patógeno en el hogar de personal sanitario tratado o no con este fármaco.

El segundo estudio –SEROCOV1– será coordinado por Alberto García-Basteiro, investigador de ISGlobal y del Centro de Investigación en Salud de Manhiça (Mozambique) y médico del servicio de Salud Internacional del Hospital Clínic y su objetivo es conocer la auténtica prevalencia del COVID-19 entre los profesionales sanitarios del Hospital Clínic, midiendo para ello los niveles de diferentes tipos de de anticuerpos específicos contra el virus, y realizando un seguimiento de diferentes parámetros inmunológicos durante un año.

Una investigadora de ISGlobal experta en malaria, Carlota Dobaño, está trabajando con su equipo para adaptar una técnica desarrollada por su laboratorio que tiene la capacidad de medir simultáneamente en una pequeña muestra de sangre diferentes tipos de anticuerpos (IgM, IgA, IgG) frente a diferentes proteínas del SARS-CoV-2. Este ensayo se basa en una tecnología denominada Luminex y resultaría muy útil para SEROCOV1 y otras investigaciones que necesitan analizar la magnitud y tipo de respuesta inmunitaria contra el virus, incluyendo los futuros estudios que se realicen con potenciales vacunas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD