Menos complicaciones por COVID-19 en personas obesas que pierden peso

Las personas con obesidad que bajan de peso de forma significativa gracias a una cirugía bariátrica antes de infectarse con el SARS-CoV-2 tienen hasta un 60% menos riesgo de tener complicaciones graves debidas a la enfermedad.
Escrito por: Natalia Castejón

30/12/2021

Menos complicaciones COVID perdiendo peso

Se sabe que la obesidad es un factor importante de riesgo en el COVID-19, pues aumenta las probabilidades de contagiarse y, sobre todo, puede provocar complicaciones en el enfermo. Ahora, un nuevo estudio ha confirmado esos riesgos, ya que ha encontrado que los obesos que pierden peso de forma significativa gracias a la cirugía bariátrica pueden reducir hasta un 60% el riesgo de padecer COVID-19 grave.

La investigación ha sido realizada por un grupo de expertos de la Universidad de Cleveland (EE.UU.) y recuerda que la obesidad debilita el sistema inmunológico, el escudo de nuestro organismo, creando una inflamación crónica que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, afecciones pulmonares y coágulos sanguíneos, todo lo cual supone un grave riesgo para la salud, pudiendo incluso provocar un desenlace fatal para el paciente.

PUBLICIDAD

El número total de pacientes que fueron analizados para llevar a cabo este estudio observacional fue de 20.212 adultos con obesidad, de los que 5.053 tenían un índice de masa corporal (IMC) de 35 o más y se sometieron a una cirugía para reducir su peso. Estos individuos fueron emparejados con pacientes que no habían pasado por quirófano con el objetivo de valorar las mejoras que había producido la intervención frente al COVID-19.

COVID-19 menos grave en pacientes sometidos a cirugía bariátrica

Lo que encontraron los autores, y que han mostrado en su publicación en la revista JAMA Surgery, fue que aquellos pacientes que se habían realizado la cirugía bariátrica habían perdido un 19% más de peso antes del comienzo de la pandemia de coronavirus que el grupo no quirúrgico. Además, una vez que el COVID-19 había llegado a prácticamente todos los rincones del mundo, se analizaron factores como la tasa de contraer la infección con el virus SARS-CoV-2, la necesidad de oxígeno suplementario, la hospitalización y la presentación de una enfermedad grave, considerada como una combinación de ingreso en UCI, ventilación mecánica o muerte.

Las personas que se habían hecho una cirugía bariátrica tuvieron menos riesgo de hospitalización, de COVID-19 grave y de necesitar oxigenación suplementaria, 49%, 60% y 63% menos, respectivamente

Los resultados mostraron que aunque la tasa de contagio fue similar en los dos grupos, los que se habían sometido a una cirugía bariátrica tenían un 49% menos riesgo de ser hospitalizados, un 60% menos riesgo de COVID-19 grave y hasta un 63% menos probabilidades de necesitar oxígeno suplementario durante la enfermedad, respecto a los que no habían pasado por quirófano.

PUBLICIDAD

Como el estudio es de carácter observacional, todavía se desconocen los causas exactas de esta asociación entre la cirugía bariátrica y menos riesgo de COVID-19 grave en pacientes con obesidad. Sin embargo, estos datos sugieren que los pacientes que se sometieron a la intervención quirúrgica para bajar de peso se encontraban más sanos en el momento de infectarse con el virus SARS-CoV-2, lo que tuvo como consecuencia unos mejores resultados clínicos.

Steven Nissen, principal investigador del estudio ha declarado que “los hallazgos sorprendentes del estudio actual respaldan la reversibilidad de las consecuencias para la salud de la obesidad en los pacientes con COVID-19. Este estudio sugiere que el énfasis en la pérdida de peso como estrategia de salud pública puede mejorar los resultados durante la pandemia de COVID-19 y futuros brotes o enfermedades infecciosas relacionadas”.

PUBLICIDAD

Actualizado: 5 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD