Raloxifeno, un fármaco contra osteoporosis, efectivo en COVID-19 leve

Investigadores europeos comprueban que el raloxifeno –un fármaco para tratar la osteoporosis– resulta eficaz en pacientes con COVID-19 leve, y que podría ser capaz de bloquear la replicación del coronavirus en las células.
Escrito por: Eva Salabert

19/06/2020

Raloxifeno, un fármaco contra osteoporosis, efectivo en coronavirus leve

El raloxifeno, un medicamento genérico que se emplea para tratar la osteoporosis, también podría ayudar a combatir el COVID-19 en pacientes asintomáticos o con síntomas leves, según un comunicado de la Comisión Europea (CE) que informa de los “prometedores resultados” conseguidos con este fármaco en una investigación realizada por el consorcio europeo Exscalate4CoV que se basan en los cálculos del sistema de supercomputación de la Unión Europea (UE).

Los autores del estudio centraron sus análisis en comprobar el “impacto potencial de las moléculas ya conocidas contra la estructura genómica del coronavirus”, y según ha informado el Ejecutivo comunitario ya se han “probado virtualmente 400.000 moléculas usando sus supercomputadoras”.

El raloxifeno podría ser capaz de "bloquear la replicación del virus en las células", frenando el progreso de la enfermedad, especialmente en sus inicios

De las 7.000 que fueron preseleccionadas, 40 han resultado activas en los experimentos realizados in vitro, y de estas el raloxifeno ha demostrado ser “la molécula más prometedora”, ya que los científicos han comprobado que este medicamento podría ser capaz de “bloquear la replicación del virus en las células”, frenando de esta forma el progreso de la enfermedad, especialmente en sus inicios.

El raloxifeno podría ayudar a controlar nuevos brotes de coronavirus

Los investigadores han destacado que este fármaco presenta una elevada tolerabilidad, y que su seguridad y perfil toxicológico se encuentran ya muy bien establecidos. Sin embargo, antes de continuar con los ensayos la Agencia Europea del Medicamento debe dar luz verde al proyecto, ya que este organismo debe aprobar el nuevo “uso potencial” del compuesto. Cuando esté aprobado, señala el comunicado de la CE, el medicamento se podría poner en seguida a disposición de los ciudadanos con un precio asequible, lo que contribuiría a aliviar los efectos de posibles nuevos brotes de esta infección.

El consorcio Exscalate4CoV cuenta con 18 socios y 15 miembros asociados, entre ellos el Centro Nacional de Supercomputación, situado en Barcelona, así como las instituciones homólogas de Alemania e Italia. Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, ha declarado que estos primeros resultados “demuestran el valor de una verdadera cooperación paneuropea” en materia científica, por lo que no ha descartado que se movilicen más recursos y tecnologías, “incluida la Inteligencia Artificial”, para luchar contra el SARS-CoV-2.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD