PUBLICIDAD

Presbiacusia
La presbiacusia es la pérdida progresiva de audición asociada al envejecimiento. Puede suponer el aislamiento social de las personas mayores, aunque con el uso de audífonos se pueden minimizar sus consecuencias.

Síntomas de la presbiacusia

Actualizado: 20 de abril de 2017

La persona afectada por presbiacusia nota una pérdida de audición para frecuencias altas, para los tonos agudos al principio. Incluso puede ser una audición dolorosa. Es más evidente en ambientes ruidosos. Paradójicamente puede observarse en algunas de estas personas que lo que son sonidos normales para individuos jóvenes o sin presbiacusia, para ellos resultan demasiado altos o molestos.

Otro síntoma de presbiacusia que es característico en el anciano es que llega a creer que todo el mundo a su alrededor habla en susurros o entre dientes, sin discriminar bien las conversaciones. No las entiende. Esto contribuye paulatinamente a que el individuo con presbiacusia puede sufrir cierto aislamiento en su entorno, e incluso psicológicamente algún grado de desconfianza pues no participa de las conversaciones activamente.

Es habitual que esta pérdida auditiva sea progresiva y casi por igual en los dos oídos. En ocasiones y en relación con el proceso degenerativo que sufren todas las estructuras implicadas en la audición, se pueden presentar acúfenos o zumbidos (ruidos en los oídos), sensación de vértigo o inestabilidad que puede desencadenar caídas, irritabilidad y desconfianza por no entender las conversaciones y una actitud rígida y finalmente aislada del entorno familiar y social.

El hecho de presentar una disminución de la audición en las personas mayores les puede poner en riesgo también de accidentes domésticos o de sufrir percances en su vida cotidiana, como atropellos como peatones, o disminuir su capacidad para conducir vehículos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD