Congestión nasal
Cuando la nariz está taponada es necesario respirar por la boca, lo que facilita la entrada de gérmenes patógenos y reseca la garganta. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a aliviar la congestión nasal.
  1. Qué es la congestión nasal
  2. La congestión nasal en bebés
  3. Tratamiento de la congestión nasal
Tratamiento de la congestión nasal
Hacer vahos antes de acostarse ayuda a tratar la congestión nasal

Tratamiento de la congestión nasal

Es importante determinar la causa de la congestión nasal para el tratamiento de la afección a la que está asociada. En el caso de que se haya producido a consecuencia de una gripe, el tratamiento con medicamentos antigripales que le prescribirá su médico contribuirán a que los mocos fluyan al exterior, aliviando la obstrucción. Por el contrario, si el taponamiento se debe a una reacción alérgica, los antihistamínicos pueden paliar los síntomas.

Existen también medicamentos especialmente indicados para descongestionar la nariz, que actúan constriñendo los vasos sanguíneos situados en el revestimiento interior de la nariz. Estos fármacos alivian el taponamiento, aunque no influyen sobre otros síntomas como la rinorrea (exceso de mocos). Sin embargo, no es conveniente emplearlos durante más de tres días seguidos porque de lo contrario se puede producir un “efecto rebote” que haría empeorar la congestión.

La congestión nasal se puede aliviar también con otros productos que, además, no interfieren en la acción de otros medicamentos utilizados para tratar la afección que ha originado este síntoma. Se pueden emplear, por ejemplo, soluciones salinas de agua de mar, que han demostrado su eficacia para descongestionar la nariz y, además, no presentan contraindicaciones ni efectos secundarios, por lo que se pueden administrar a mujeres embarazadas e, incluso, a bebés.

Las soluciones salinas de agua de mar, que se comercializan generalmente en forma de spray, sirven para humedecer y limpiar la mucosa nasal, disminuir su inflamación, aliviar la sequedad y el ardor, y facilitar la expulsión de las secreciones nasales, lo que permite al paciente respirar con normalidad.

Otras medidas que puedes adoptar para respirar mejor son:

  • Al dormir, no te coloques en posición horizontal, sino en una postura que permita mantener la cabeza algo elevada (con la ayuda de cojines, por ejemplo).
  • Bebe mucho líquido para mantenerte hidratado.
  • Reduce la sequedad del ambiente (sobre todo en el dormitorio) con la ayuda de un humidificador.
  • Respira vahos de eucalipto, especialmente antes de acostarse.
  • No fumes ni permanezcas en ambientes con humo.
  • Evita el contacto con sustancias que te puedan producir irritación nasal (pelo de mascotas, polvo, productos con olores fuertes...).
  • Lávate las manos con frecuencia.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 17/03/2014

ESPECIAL

Despeja
tu nariz

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Ana Echarri

Experta en enfermedad inflamatoria intestinal

“El desarrollo de fármacos biológicos ha disminuido los ingresos hospitalarios y las necesidades de cirugía, incrementando la calidad de vida de los pacientes con EII”

 

40% de las mujeres a partir de los 70 años sufre osteoporosis

15 de cada 1.000 mujeres en España sufrirá una fractura ósea en su vida a causa de la osteoporosis. Los expertos buscan prevenir la enfermedad y sus consecuencias.

Fuente: 'Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO)'

 

PUBLICIDAD