PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Dieta vegetariana
El vegetarianismo no es sólo una forma de alimentarse que excluye los alimentos de origen animal, es todo un estilo de vida. Descubre sus tipos y beneficios y cómo suplir los déficits nutricionales en los que incurre.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Dieta vegetariana, qué es y tipos

El vegetarianismo es una forma de alimentarse que excluye los alimentos de origen animal. Sin embargo, y en general, la alimentación vegetariana no sólo se contempla desde el punto de vista alimentario, sino también de estilo de vida. Así, los vegetarianos no sólo rechazan los alimentos de origen animal, sino cualquier producto o material procedente de animales. Otras razones que mencionan las personas vegetarianas para defender su elección, además de las éticas, son económicas, o las relacionadas con el hambre en el mundo y las creencias religiosas.

Las dietas vegetarianas se caracterizan por ser ricas en vegetales, cereales integrales y legumbres, y en ellas destaca el consumo de semillas, germinados, soja y sus derivados, como el tofu y el tempeh, o el seitán, que no es otra cosa que el gluten del trigo. Además, el uso de algas es bastante habitual en este tipo de dietas, lo que favorece el aporte de DHA y EPA, los ácidos grasos omega-3 presentes en los pescados azules.

Tipos de dieta vegetariana

Existen diferentes tipos de alimentación vegetariana:

  • Veganismo: seguido por los vegetarianos estrictos. No consumen ningún alimento de origen animal, ni derivados con lácteos, leche o miel.
  • Ovolácteovegetarianismo: incluyen huevos y lácteos en su alimentación. Es la dieta vegetariana más seguida en occidente.
  • Ovogetarianismo / Lactovegetarianismo: únicamente consumen huevos o lácteos respectivamente, como alimentos de origen animal.
  • Crudivorismo: es una dieta que puede considerarse vegana, ya que únicamente consumen alimentos crudos y no procesados. En este caso, la alimentación se basa en frutas, verduras, frutos secos, semillas, cereales y legumbres germinados. Pueden existir casos en los que se incluya lácteos no pasteurizados y carne y pescados crudos.
  • Dieta frugívora: basada en frutas, frutos secos y semillas. Incluye aquellos frutos que se clasifican como verduras, como puede ser el tomate o el aguacate. El resto de vegetales, están excluidos.
  • Otras dietas vegetarianas: existen personas que se autodenominan vegetarianas pese a consumir pescado o marisco, lo cual es un error conceptual, ya que por definición, el pescado no entra dentro de los preceptos del vegetarianismo.

Actualizado: 1 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD