PUBLICIDAD

Germinados: beneficios, riesgos y cómo prepararlos
Los germinados –semillas de leguminosas, hortalizas, o granos de cereales– son un alimento saludable que puedes añadir a tus ensaladas o guisos. Conoce qué precauciones tomar para hacerlos en casa y comerlos sin riesgo.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Cómo hacer germinados en casa de forma fácil y segura

Podemos hacer germinados en casa de manera muy sencilla y relativamente rápida. Aunque el proceso dura varios días lo cierto es que nos va a llevar muy poco tiempo práctico o de técnica. Tan sólo necesitamos granos de cereal o semillas de hortalizas o legumbres, un bote de cristal y un paño o tela que transpire a modo de cierre del bote. Y paciencia, claro.

Uno de los germinados más habituales es el de los brotes de soja, pero las lentejas también están entre los preferidos de los maestros germinadores, por si no sabéis por dónde empezar. ¿Cómo lo hacemos? Pues aquí te lo explicamos, paso a paso:

  • Hacer germinados en casa

    Ponemos a remojo las semillas o los granos. Vamos a elegir lentejas para empezar, que debemos lavar muy bien antes para eliminar en lo posible toda la suciedad o sustancias dañinas que puedan contener.

  • Hacer germinados en casa

    Las dispondremos en un bol amplio con agua fría durante al menos 12 horas para hidratarlas. Como referencia, la cantidad más recomendada para un vaso de lentejas sería la de tres vasos de agua.

  • Cómo hacer germinados en casa

    Una vez transcurrido ese tiempo las lavamos muy bien, las escurrimos, y las colocamos en un frasco grande de cristal o vidrio invertido. No ponemos la tapa del bote sino que utilizaremos un trapo o gasa a modo de tapa. Las dejamos en esa posición sin que llegue a taparse completamente, de modo que pueda salir el agua y nuestras lentejas respiren. A veces basta con inclinarlo sin más.

  • Cómo hacer germinados en casa

    A continuación esperamos entre tres y cinco días para ver los resultados. Es aconsejable que mantengamos el bote en un lugar cálido; siendo recomendable una temperatura constante de unos 35ºC.

  • Cómo hacer germinados en casa

    Cuando veamos que los germinados están listos, tenemos que poner el frasco en un lugar donde reciba la luz solar para que los brotes activen su clorofila y se pongan verdes.

  • Germinados en casa

    Lo mejor para conservarlos es introducirlos en un recipiente herméticamente cerrado y colocarlo en la nevera, con un fino paño de algodón o papel de cocina en la base para que absorba la humedad. Y recuerda lavarlos bien siempre antes de utilizarlos.

Actualizado: 21 de Agosto de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD