PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Geles de glucosa
Si practicas deportes de larga duración o que impliquen un intenso desgaste muscular, tus aliados para evitar las temidas pájaras tienen nombre y apellido: geles de glucosa. Aprende a usarlos con cabeza.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Qué son los geles de glucosa

Los geles de glucosa son suplementos que, en poco volumen, aportan gran cantidad de glucosa al organismo. Por término general, los geles de glucosa contienen entre 20 y 30 gramos de glucosa por envase, así que son muy energéticos. Su componente principal es el agua que sirve de medio de dilución a los azúcares. Su utilizan diferentes hidratos de carbono sencillos: glucosa, fructosa, dextrosa, sacarosa, etcétera, pero todos tienen en común que su velocidad de paso de la luz intestinal a la sangre es rápida. De este modo, se pueden reponer las pérdidas causadas por el ejercicio muscular de manera más veloz.

Los geles de glucosa comerciales se encuentran en monodosis o envases muy fáciles de transportar, manipular y tomar para que llevarlos encima no suponga ningún esfuerzo. Debido a su densidad tipo gel, más espesa que el agua líquida y menos que la de un puré, se toman fácilmente, es más improbable que se derramen y no resultan pesados a la hora de que lleguen al estómago, porque no suelen provocar distensión gástrica. En el mercado se pueden encontrar geles de glucosa de diversos sabores, por lo que son agradables de tomar y cada deportista puede encontrar el que le encaje mejor.

El mecanismo de acción de estos productos se basa en la utilización de la glucosa como fuente energética. La glucosa se almacena en algunos órganos de cuerpo humano, hígado y músculo, en forma de cadenas más largas llamadas glucógeno. La cantidad de glucógeno disponible en cada ser humano es variable dependiendo de muchos factores, pero uno de ellos consiste en el entrenamiento y la alimentación correcta orientada a aumentar estos depósitos. Sin embargo, y por muy elevadas que sean las reservas de glucógeno, tras un ejercicio intenso y mantenido, estas se consumen. Es el momento fatídico en el que, si no hay una rápida reposición, y las células musculares no consiguen moléculas de glucosa para obtener energía, el rendimiento caerá en picado, debido a una pájara o hipoglucemia. Por esto son interesantes los geles de glucosa, para no llegar a este momento.

También es cierto que hay tomar varias precauciones a la hora de tomarlos, como veremos más adelante.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''