PUBLICIDAD

Embarazo
Crioconservación del cordón umbilical
El cordón umbilical ha pasado de desecharse tras el parto a adquirir un mayor protagonismo por las posibilidades médicas que permite la conservación de sus células madre. Conoce sus aplicaciones y el proceso de recolección.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Conservación de las células madre del cordón umbilical

Hasta hace relativamente pocos años, el cordón umbilical tenía como cometido una única aunque importante función, que no es otra que la de unir el feto con la placenta para que, a través de él, el embrión reciba las sustancias nutritivas y la sangre rica en oxígeno. Cuando nace el bebé, se corta el cordón umbilical dejando una cicatriz conocida como ombligo. Lejos del simbolismo que queramos darle al cordón umbilical entendiéndolo como el vínculo o nexo entre la madre y su hijo, en la actualidad, el cordón ha pasado de desecharse tras el parto a adquirir un mayor protagonismo por las posibilidades médicas que permite su conservación.

Las células madre extraídas del cordón umbilical inmediatamente después del parto se procesan y conservan durante 20 años con el objetivo de utilizarlas en el tratamiento de una enfermedad si fuese necesario. Es importante señalar que las probabilidades de que esto ocurra, es decir, que el bebé vaya a necesitar un trasplante de células madre en sus primeros 20 años de vida (que es el periodo de conservación estándar) es de 1 entre 1.700, y pasa a ser de 1 entre 200 en los primeros 70 años.

Sin embargo, hay numerosas investigaciones en marcha, por lo que en un futuro las células madre hematopoyéticas, que actualmente ya se emplean para tratar más de 70 patologías hematológicas, servirán también para desarrollar nuevas terapias que resulten eficaces en enfermedades como la diabetes, la parálisis cerebral, trastornos cardiacos o neuronales, enfermedades autoinmunes, etcétera.

El secreto está en las células madre

En primer lugar, hay que aclarar que no se trata de conservar todo el cordón umbilical, sino las células madre (stem cells) que se encuentran en la sangre que hay en dicho cordón. Las células madre son aquellas células que tienen la capacidad de autorrenovarse, o bien producir células de uno o más tejidos maduros. Este hecho hace que sus aplicaciones médicas sean bastante numerosas.

Las células madre han dando lugar a numerosos debates éticos y científicos, pero hay que diferenciar entre las células madre embrionarias o fetales y las adultas, obtenidas tras el nacimiento. En el primero de los casos el debate ético viene dado porque no está clara la personalidad jurídica de un feto de pocos días de gestación, mientras que en el segundo de los casos este debate no se produce puesto que las células se obtienen del cordón umbilical del recién nacido. 

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD