PUBLICIDAD

Bebés y niños
Cómo elegir el carrito del bebé
Abrumados por la oferta y las modas, muchos padres afrontan la compra del carrito de su bebé como un verdadero calvario. Os ayudamos a descubrir cuál es el modelo que mejor se adapta a vuestras necesidades.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Dónde comprar el carrito del bebé y qué tener en cuenta

Hoy en día tenemos muchas opciones dónde comprar el cochecito para nuestro pequeño:

  • Podemos comprar el carrito de bebé por Internet (ojo con los gastos de transporte y el servicio postventa, a veces inexistente).
  • En una gran superficie, cuyos modelos suelen ser más económicos pero más frágiles.
  • En una tienda de segunda mano, en cuyo caso debemos comprobar que está en perfecto estado.
  • En una tienda de puericultura especializada, que es la opción preferible, ya que allí nos atenderán profesionales que conocen sus productos, nos pueden aconsejar bien, y a quien podemos acudir en caso de problemas o si tenemos que comprar algún accesorio.

Una vez allí, sin prisa y teniendo claro el tipo de carrito que queremos, debemos darnos unas vueltas con él. Así comprobaremos su maniobrabilidad, cómo frena, si nos resulta cómodo el manillar y su altura, qué posiciones tiene y cómo se cambian, etcétera… 

Otra acción imprescindible será plegarlo y desplegarlo, operación que no debería resultarnos complicada, pero que hay que practicar (descartar de inmediato si tardamos más de diez minutos y acabamos sudando); también podemos probar a ponerle y quitarlo el capazo, la maxi-cosi y los accesorios –a veces una capota puede dar mucha lata–, y, fundamental: ver cuánto ocupa en el maletero del coche.

Además, más allá de la estética, existen varios detalles que no podemos dejar de tener en cuenta: 

  • Tiene que llevar el distintivo que especifica que cumple con las normas de seguridad europeas (EN 2888: 2003 A1 a A3 :2005).
  • La tapicería debe ser acolchada y transpirable, y se tiene que poder desenfundar y lavar fácilmente. 
  • Cinturones: el niño tiene que ir bien sujeto, pero ponérselo y quitárselo no debe ser un suplicio.
  • Debe contar con sitio para poner una bolsa con todos lo necesario para el niño. Además, si tiene un espacio abajo para meter cosas, mejor que mejor.

Actualizado: 4 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD