PUBLICIDAD

Bebés y niños
La sillita de coche del bebé
Es una compra insoslayable, ya que sin una sillita de coche los niños no pueden ni deben viajar. Te explicamos qué tipos existen en función de la edad y el peso, y cómo acertar con la elección.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

¿Qué silla del coche compro para mi hijo?

Debemos estar preparados y tener la silla desde antes de que nazca, ya que al salir del hospital deberemos instalar al bebé en el coche. Será la primera que use hasta que mida 1,35 m o cumpla doce años, según obliga la legislación española, aunque cada país cuenta con sus propias leyes al respecto. Además de ponerle en serio peligro, llevar al niño sin un sistema de retención infantil (SRI) adecuado conlleva la retirada de tres puntos y una multa de 200 euros.

Para cada momento, elige la silla de coche adecuada. Fijaros sobre todo en el peso y la talla de vuestro hijo y no tanto de su edad:

  • Silla del grupo 0

    Grupo 0 (hasta 10 kg) y 0+ (hasta 13 kg): son las sillitas en forma de huevo que también se suelen poder acoplar al carrito de paseo. Las usan desde que nacen hasta que pesan unos 13 kilos, que suele ser hacia los 18 meses. Se deben instalar detrás –aunque no está prohibido colocarlas en el asiento del copiloto– y en sentido contrario a la marcha, ya que de esta forma protegemos mejor su cabeza, cuello y columna, muy vulnerables. La DGT desaconseja el uso de capazos para los muy chiquitines por inseguros y los limita a los casos en sea necesario llevar al niño tumbado por indicación del pediatra.

  • Silla del grupo 1

    Grupo I (de 9 a 18 kg): es decir, de uno hasta los cuatro años. Se trata de sillitas con arnés de cinco puntos y se fijan al coche bien con el cinturón de seguridad o mediante el sistema ISOFIX –un sistema de anclaje que regula la instalación de la silla– si nuestro vehículo lo lleva incorporado. Es conveniente, aunque no obligatorio, que se instale a los niños en sentido inverso a la marcha hasta los cuatro años, ya que se ha demostrado que es más seguro.

  • Silla del grupo 2

    Grupo II (de 15 a 25 kg) y III (de 22 a 36 kg): desde los tres hasta los seis años, del grupo II, y de 5-6 años a 12 años las del grupo III. Entramos en la categoría de asientos y cojines elevadores, que no llevan cinturón incorporado, sino que sujetamos al niño, y también el asiento, con el cinturón del vehículo, que debe ser de tres puntos. Se lo habremos colocado bien si la banda diagonal no le toca el cuello, y la banda ventral no le aplasta el estómago, sino que le queda por encima de caderas y muslos. Aunque más pesados, es mejor decantarse por cojines elevadores con respaldo para que los niños viajen más cómodos y protegidos.

  • Cinturón de seguridad

    A partir del 1,35 cm o si el niño ya ha cumplido doce años: puede sujetarse con el cinturón de seguridad del coche, aunque la DGT recomienda extender el uso de los sistemas de retención infantil hasta el 1,50. Y mejor si es detrás, y en el asiento central, el lugar más seguro del coche.

Existen en el mercado infinidad de modelos y marcas de sillitas de coche, pero unas son mejores que otras, lo mejor es consultar el estudio comparativo que elabora todos los años el RACE. En todo caso, es preferible comprar siempre en un establecimiento de confianza, asegurarnos de que la silla está homologada según el reglamento CEE R44/04 o ECE R44/04 y, si la heredamos de algún familiar o amigo, debemos verificar con cuidado que se trata de un modelo actual y que todas sus piezas y tapicería se encuentran en buen estado.

Actualizado: 29 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD