PUBLICIDAD

Bebés y niños
Portabebés, prácticos y cómodos
El portabebés es, sin duda, uno de los artículos de puericultura más antiguos que se conocen, y cuyo uso está ahora más en boga que nunca. Te ayudamos a elegir el que mejor se adapta a ti y a tu bebé.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Tipos de portabebés

El auge del porteo –uno de los principios de la crianza natural– ha provocado una eclosión del mercado en los últimos años, y hoy en día es posible encontrar portabebés para todos los gustos: mochilas, fulares, bandoleras, mei tai, pouch… Todo dependerá de la edad de nuestro pequeño, su peso, y qué uso queramos darle.

Estos son los principales tipos de portabebés, aunque existen muchos más:

Mochila portabebéMochila

Vendidas tanto por marcas clásicas de puericultura como por otras más especializadas, se pueden usar desde el nacimiento hasta los 20 kg del niño; el peso se reparte entre los hombros y la cadera del adulto. En general, se pueden colocar delante, en la espalda, y a la cadera. Son muy prácticas de usar, ya que se ponen y quitan con facilidad, aunque presentan el inconveniente de no estar recomendadas para niños recién nacidos, problema que algunas marcas han resuelto añadiendo un reductor. La versión oriental de la mochila es el Mei-tai, un rectángulo de tela con cuatro tiras, dos de ellas se anudan a la cintura y las otras se ajustan a los hombros.

Fular portabebéFular

Es otra de las opciones más populares. Consiste en un trozo de tela que se puede anudar de varias formas, con lo que permite muchas posiciones que, además, podemos ir adaptando al crecimiento del niño. Es el modelo más versátil y barato, y el que mejor se acopla al cuerpo del pequeño. Existen diferentes largos y calidades de tela. Presenta la desventaja de que hay que tener cierta práctica para saber usarlo y hacer bien los nudos, aunque hoy en día hay mucha información disponible en Internet y es posible incluso asistir a cursillos.

Bandolera portabebéBandolera con anillas

Se trata de una tela larga cuyos extremos se unen mediante unas anillas, lo que permite ajustarla bien. El peso se reparte por la espalda y un sólo hombro, lo que en el caso de niños mayores no resulta siempre cómodo. Es un portabebés muy recomendado para la lactancia, ya que se puede colocar al bebé tumbado, aunque no está aconsejado transportarlo en esa posición. El pouch es una variante de la bandolera, pero sin anilla.

Otros

Además, existe una gran gama de productos asociados a los portabebés, como abrigos o impermeables especiales para poder llevarlos por dentro, patucos más largos de lo normal, anillas, cobertores, etcétera.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD