PUBLICIDAD

Claves para un porteo seguro
Portear proporciona mayor sensación de seguridad al bebé y permite al adulto mantener el contacto con su hijo mientras realiza sus tareas. Enumeramos sus ventajas y las claves para practicar un porteo seguro y ergonómico.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Cómo elegir el tipo de portabebés adecuado

Actualizado: 10 de abril de 2019

Cada vez hay más marcas, sistemas o tipos de dispositivos diferentes para portear al bebé, por lo que es normal que los padres tengan dudas a la hora de elegir el más adecuado. Y no se trata de una elección baladí, ya que el empleo de dispositivos de porteo no ergonómicos, así como el uso de dispositivos porteadores ergonómicos de forma incorrecta –o que no se adapten a la anatomía del adulto– son los principales motivos de abandono del porteo por parte de las familias, según señala María Angustias Salmerón Ruiz, pediatra del Hospital La Paz y Ruber Internacional, y autora de ‘Criar sin complejos’ (EDAF, 2018).

Esto se podría solucionar con un asesoramiento adecuado por parte de especialistas en porteo, y actualmente muchos profesionales sanitarios (enfermeras, pediatras, fisioterapeutas…) se forman en esta práctica para enseñar y ayudar a los padres a que lo hagan de la manera adecuada.

De hecho, María Angustias Salmerón forma parte de un equipo multidisciplinar de expertas en porteo que desde 2016 ha formado a más de 200 profesionales de la salud a través de múltiples actividades y cursos realizados en el Hospital La Paz de Madrid y en otros centros formativos. Una formación que se imparte siempre desde una perspectiva basada en la evidencia científica y en las necesidades del bebé y niño pequeño.

En qué fijarnos a la hora de comprar un portabebés

Hay varias cosas importantes que debemos analizar a la hora de elegir un portabebés u otro. Cuestiones como la edad y el peso del bebé o niño, si vamos a usarlo de forma frecuente o esporádica, en qué momentos del día vamos a utilizarlo, o qué presupuesto tenemos para la compra del dispositivo. El precio depende no sólo de la marca o el modelo, sino del tipo de portabebés que queramos, siendo las mochilas las que suelen tener el precio más elevado (en torno a los 100 euros).

Salmerón advierte que hay dispositivos que no pueden utilizarse en todas las etapas del portero por sus características. Por ejemplo, un fular elástico en pesos superiores a 10 y 12 kg no es adecuado, porque se desajusta con facilidad a partir de ese peso. “En la elección óptima del portabebés, entendido como aquel que tanto el bebé como el adulto estén cómodos y les permita prolongar el portero todo lo que deseen, influyen múltiples factores: si la familia desea un solo portabebés para todo el periodo de porteo, si desean o no aprender a anudar, con qué portabebés se sienten más cómodos, etcétera, de ahí la importancia de la asesoría de porteo antes de elegir un portabebés”, explica.

Hay una amplia variedad de portabebés en el mercado, cada uno de los cuales responde a unas necesidades específicas tanto del bebé o niño, como de su porteador. Los principales tipos de portabebés que encontramos son:

  • Fular elástico o rígido

    Consistente en una banda larga de tela que se ajusta a través de diferentes anudados y que resulta idóneo para portear a un bebé desde el nacimiento hasta unos 12 kilos

  • Bandolera

    Similares al fular, pero orientada a que el peso recaiga sobre la espalda y un solo hombro del porteador. Las más habituales son las de anillas, ya que permiten un ajuste sencillo y rápido –por lo que suelen ser idóneas para niños que comienzan a caminar y piden subir y bajar a menudo

  • Mei tai

    Se trata de un panel de tela con forma de cuadrado o rectángulo con cuatro bandas adosadas para atar a la cintura y los hombros. Suele emplearse con bebés desde los seis hasta los 15 kilos

  • Mochila portabebés ergonómica

    Aunque muchos modelos pueden utilizarse desde el nacimiento suelen ser recomendadas a partir de los cinco o seis kilos. Se trata de un panel con forma rectangular con una cintura y unos tirantes acolchados que se unen y ajustan mediante sistemas de correas ajustables y cierres

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD