Mesa de luz, herramienta lúdica y recurso educativo
La mesa de luz es un llamativo recurso educativo interesante por sus múltiples posibilidades. Te explicamos en qué consiste, qué oportunidades de aprendizaje ofrece a los niños y cómo crear una para casa o para el aula.

Cómo hacer una mesa de luz para casa o el aula

Actualizado: 13 de noviembre de 2020

La mesa de luz se puede adquirir en tiendas tanto online, como físicas. Su popularidad las ha convertido en un recurso al que no es difícil acceder. Los modelos más económicos se sitúan en torno a los 60 euros, pudiendo encontrarse modelos de hasta 400 euros. Para quienes prefieren construir su propia mesa de luz en casa hay muchas opciones, más o menos económicas en función de los materiales que se empleen en su construcción.

En internet encontramos un sinfín de blogs y webs que explican paso a paso cómo construir una mesa de luz. Básicamente se necesita una mesa infantil que podamos manipular (el modelo Lätt de IKEA es uno de los más utilizados), una plancha de vidrio plástico blanco cortada a la medida de la mesa, fluorescentes y material eléctrico. Se puede usar forro de libros, o alguna plancha de plástico, para proteger la superficie de golpes y arañazos. Después, los materiales que se utilizarán en la mesa, que deben ser sencillos y que podemos elaborar en casa, o comprar.

Mesa de luz
© Fotos de Rosi López

María Moreno, periodista y autora de La mesa de luz (Saralejandría Ediciones), da algunas recomendaciones para que podamos construir una mesa de luz en casa de forma segura y salvando los errores más habituales:

  • En primer lugar hay que tener en cuenta que las mesas de luz que venden detallan todas sus especificaciones técnicas. Si queremos hacerla en casa no hay mayor problema, siempre y cuando se compren los componentes correctos. Entonces no habrá diferencia entre una mesa de luz casera y una mesa de luz comprada.
  • A la hora de construir nuestra propia mesa de luz, la seguridad es lo primordial, por lo que debemos prestar atención a la certificación oficial de los leds y del metacrilato.
  • La potencia lumínica debe ser correcta. Aunque nos parezca una luz floja a la vista, otra cosa es lo que recibe el ojo. A veces se emplean trucos como pintar de blanco la superficie interna, o poner papel aluminio. Nada de eso hace falta con los leds y el metacrilato adecuados. Ahorrarnos algo de dinero no compensa cuando juegas con la vista de los niños; es mejor hacerla bien invirtiendo un poco más si es necesario.
  • Los materiales traslúcidos potencian la creatividad y el juego libre, y pueden hacerse en casa o se pueden comprar en tiendas específicas. Si nos decidimos por hacerlos en casa se puede utilizar papel cebolla, cartulinas, papel celofán, rotuladores, carpetas, botellas de plástico vacías, tizas… En el libro La mesa de luz se ofrecen muchas ideas para crear materiales DIY para la mesa de luz.

Creado: 4 de diciembre de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD