PUBLICIDAD

Bebés y niños
Niños y disfraces
Disfrazarse es el pasaporte perfecto al mundo de la imaginación y conlleva muchos beneficios para los pequeños de la casa. Cualquier momento es bueno para disfrutar con ellos de esta mágica actividad.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Trucos para que los niños se disfracen sin miedo o vergüenza

Madre e hijos disfrazados de diablos

Para que se familiarice con los disfraces es mejor empezar pintándole la cara, y evitar las máscaras, que suelen asustar a los más pequeños.

Por lo general a los niños les encanta disfrazarse, pero no siempre tiene porqué ser así. A algunos peques no les gusta, les da vergüenza o incluso les asustan ciertos disfraces (especialmente los de Halloween). Lo mejor en estos casos es no obligarles a hacerlo, pero si es un requisito en el colegio o en una fiesta, aquí tienes algunos trucos para conseguir buenos resultados:

  • Ponle el disfraz unos días antes para que se vaya familiarizando con él. Empieza con algún accesorio, o alguna parte concreta del disfraz. Lo más seguro es que al final él mismo te acabe pidiendo disfrazarse.
  • Evita las caretas o cualquier otro complemento que le cubra la cara. Esto suele asustar a muchos niños, por lo que es preferible pintarles el rostro con maquillaje específico (siempre con productos cosméticos adecuados y antialergénicos).
  • Disfrázate tú. Eres su modelo a seguir y si hay un disfraz que no le gusta mucho o al que le tiene un temor especial puede que al vértelo a ti reaccione mejor. Deja que vaya viendo poco a poco cómo te transformas en ese personaje y “quítale hierro” al asunto.
  • Elige un disfraz amable, o el menos desagradable, si tienes la posibilidad de escoger. Si el niño se tiene que disfrazar en Halloween, opta por vestirle de un simpático fantasma o de una traviesa brujita, en vez de hacerlo de un terrible monstruo o un sangriento zombie, por ejemplo. En casos extremos, podéis disfrazarle de cualquier otro personaje que no esté relacionado con lo tenebroso. Lo realmente importante es que el niño lo pase bien, no tanto que vaya “adecuado para la ocasión”.

Actualizado: 21 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD